Noticias HC

En España, 1 de cada 4 fumadores padece EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica)

  • En España hay 2 millones de personas con EPOC y más del 70% no está diagnosticado.
  • El tabaco es el principal factor de riesgo prevenible de la EPOC.
  • Entre el 40% y el 55% de los pacientes diagnosticados de EPOC continúan fumando.
  • Los fumadores con signos de EPOC como tos, expectoración o ahogo deben acudir al especialista y descartar la EPOC mediante una espirometría.

La EPOC es una enfermedad crónica, progresiva y sin tratamiento curativo que causa 50 muertes diarias en España. El principal factor de riesgo es el tabaco y, por tanto, es una enfermedad prevenible. A pesar de ello, un 23% de la población española es fumadora y la franja con mayor porcentaje de fumadores, un 33%, se sitúa entre los 25 y los 50.

 

Al mismo tiempo, fumar es un factor desencadenante de la EPOC, es decir, un factor que empeora la EPOC y puede causar una exacerbación, o reagudización, de los síntomas, y provocar una hospitalización. Sin embargo, entre el 40% y el 55% de los pacientes diagnosticados de EPOC continúan fumando. “Dejar de fumar es lo mejor que se puede hacer para proteger los pulmones y, si ya se sufre EPOC es fundamental dejar de fumar para evitar que los síntomas de EPOC empeoren”, explica el Dr. José Joaquin Cebrián Gallardo, neumólogo del HC Marbella.

 

La EPOC tiene dos manifestaciones y en ambas el tabaco tiene un papel fundamental. Por un lado, se produce un enfisema pulmonar: los pulmones se van destruyendo poco a poco, los alveolos se deterioran reduciendo la cantidad de oxígeno que llega a las células y aumentando la sensación de ahogo. Por otra parte, en la bronquitis crónica: el humo del tabaco provoca que la capa interna de los bronquios esté constantemente inflamada e irritada provocando una secreción excesiva de mucosidad que obstruye las vías respiratorias.

 

Algunos comentarios sobre su enfermedad

Es probable qué su médico le haya dicho que su enfermedad respiratoria se llama EPOC, y que usted no sepa en qué consiste. La EPOC es una enfermedad fundamentalmente ASOCIADA AL TABACO que se caracteriza por una dificultad del paso de aire por los bronquios, que provoca habitualmente los siguientes SÍNTOMAS: ahogo al andar o al aumentar la actividad (disnea) que va a más con los años, tos y expectoración. La DISNEA (ahogo), “sensación de falta de aire”, la puede tener desde hace tiempo y en algunas ocasiones puede aumentar (al realizar un esfuerzo, durante un resfriado o una infección respiratoria, etc.). En ocasiones, también se denomina a esta enfermedad como BRONQUITIS CRÓNICA O ENFISEMA PULMONAR.

 
 
Pulmón
 
 

En primer lugar, vamos a explicarle… ¿Cómo sabemos que usted tiene “EPOC”?

 

Cuando acuda a la consulta, le preguntaran sobre: el consumo de tabaco, la disnea (ahogo), la tos (sobre todo por la mañana) y la expectoración. Para confirmar el diagnóstico se le practicará una espirometría forzada (prueba de soplar).

 

A continuación, le vamos a proponer unos consejos prácticos para que SE SIENTA MEJOR…

 
 

1. Abandonar el tabaco

¡FUMAR ES EXTREMADAMENTE PERJUDICIAL PARA USTED!

Dejar de fumar es probablemente el mejor tratamiento que puede hacer. Dejar de fumar es DIFÍCIL, pero NO IMPOSIBLE. Puede ocurrir que en ocasiones llegue a notar un deseo irresistible de fumar, irritabilidad, ansiedad, aumento de apetito. Tranquilícese, estos síntomas NO deben ser NUNCA una excusa para volver a fumar. Los BENEFICIOS de abandonar el TABACO son inmediatos y se pueden apreciar desde las primeras horas.

 
 

2. Vacunas

La gripe, es una infección que afecta al aparato respiratorio, es distinta a los catarros y puede ser grave en las personas que con EPOC, presentan una mayor sensibilidad de las vías aéreas, por ello, todos los años estas personas deben vacunarse contra la gripe.

 

La Neumonía (infección que afecta a sus pulmones) puede deteriorar la EPOC, por ello es importante que se administre la vacuna antineumocócica una vez cada 5 años, si tiene más de 65 años. No existen problemas si se administran juntas. El equipo sanitario le indicará cuando debe administrárselas.

 
 

3. Medicamentos: “sprays”

En el caso de las enfermedades respiratorias no sólo es importante tomarse la medicación que le han prescrito sino que además hay que conocer para qué sirve” y “cómo debe tomársela”.

 

¡PREGUNTE AL EQUIPO QUE LO ATIENDE LAS CARACTERÍSTICAS DE SUS “SPRAYS”!

 
 

4. Mantener un peso adecuado

Tanto el exceso de peso como el déficit es perjudicial para usted por tanto debe mantener una dieta equilibrada para conseguir un peso óptimo. Por ello, es fundamental una dieta rica en frutas y verduras, y prestando especial atención tanto en la frecuencia de las tomas como en el volumen de la misma.

 

LA MEJOR BEBIDA ES EL AGUA, se recomienda la ingesta diaria de 1,5 litros, ya que le ayudará a fluidificar las secreciones.

 
 

5. Fisioterapia respiratoria:

Para aliviar la disnea “ahogo”, que usted siente, le damos unas recomendaciones que le ayudarán a vivir mejor. Todos los ejercicios que le vamos a proponer a continuación, debe acompañarlos de una respiración adecuada.

 
 

Control de la respiración:

 

Ejercicios en posición de tumbado

 

Empezaremos con unos ejercicios que usted debe realizar tumbado, para relajarse mejor y hacer que su respiración sea lo más lenta y tranquila posible. Si lo precisa puede ponerse varias almohadas en la cabeza. Repita estos ejercicios tantas veces como a usted le resulte cómodo. Tumbado, coloque las palmas de las manos completamente relajadas sobre el abdomen. Inspire con tranquilidad a través de la nariz, hinchando al mismo tiempo el abdomen (donde están sus manos), mantenga el aire dentro 1 ó 2 segundos, saque el aire lentamente por la boca con los labios fruncidos, (tratando de sacar todo el aire).

 

Siga tumbado. Ahora coloque sus manos en las últimas costillas cerca de la cintura.

 

Inspire con tranquilidad por la nariz para que se hinchen sus costados (donde tiene las manos). Mantenga el aire dentro 1 ó 2 segundos, saque el aire por la boca lentamente, con los labios fruncidos, hasta que no le quede nada; notará que los costados se deshinchan.

 
 

Ejercicios en posición de sentado

 

Los siguientes ejercicios debe realizarlos, sentado en una silla, con la espalda recta y las piernas ligeramente separadas. Ponga las manos sobre las rodillas cruzándolas: Inspire por la nariz y, al mismo tiempo, suba los brazos formando una “V” con ellos. Espire por la boca con los labios fruncidos, y baje lentamente los brazos hasta volver a poner las manos cruzadas sobre sus rodillas. Repita varias veces el ejercicio.

 

Ponga la mano derecha sobre su hombro derecho doblando el codo. Mientras saca el aire con los labios fruncidos, baje el tronco hasta apoyar el codo sobre la rodilla izquierda. Al inspirar por la nariz, suba el codo hacia arriba y atrás. Repita varias veces con su brazo derecho. Después de un descanso, haga lo mismo con su brazo izquierdo.

 

¡ESTOS EJERCICIOS DEBEN REALIZARSE DIARIAMENTE!

 

 

Limpieza de secreciones (higiene bronquial)

 

Con la tos, se limpian las vías respiratorias. Para que la tos sea eficaz, debe coger aire profundo y soltarlo fuerte en uno o dos golpes de tos.

 
 

Muévase… no se pare

 

La disnea, “ahogo”, hará que usted prefiera estar sentado a moverse. Si pasa muchas horas sentado, cada vez le será más difícil el movimiento. Debe pasear, aunque sólo sea por el pasillo de su casa; cada vez aguantará más el esfuerzo. Sentir “falta de aire” con el ejercicio no es peligroso.

 
 
¡CAMINE CADA DÍA!

 

Subir escaleras

 

Puede hacerlo, despacio y llevando una respiración correcta. Aquí le damos una pauta a seguir:

 

  1. Póngase delante del primer peldaño y tome aire por la nariz.
  2. Suba los peldaños que pueda (1, 2 ó 3) soplando.
  3. Pare y tome aire por la nariz.
  4. Siga subiendo y sople (1, 2 ó 3).

 

 

En HC Marbella, nuestra Unidad de Neumología evalúa, diagnostica y trata afecciones de la respiración y enfermedades pulmonares, ofreciendo servicios de diagnóstico y tratamiento para problemas pulmonares, que incluyen pruebas exhaustivas.

 
 
 
Dr. Cebrián Dr. José Joaquín Cebrián Gallardo
Especialista en Neumología y Tabaquismo en HC Marbella

 

 

mayo 4, 2016

 

 

 

Leer otras noticias

A través del portal del paciente Mi HC también podrá coger cita y descargar resultados e informes.

Tfno.: +34 952 908 628

952908898 Oncología
951829978 Diagnóstico por imagen
951829947 Ginecología
952908897 Fertilidad
951829947 Fisioterapia

 






    ¿Desea recibir información de nuestro centro? *

     

     

    Atención especializada

    Atención al paciente

    Profesionales HC

    Suscríbase a nuestro newsletter

    Suscribirse