Neurología Marbella
Neurología Marbella

#Pautas de Detección del Cáncer de Cabeza y Cuello

El cáncer de cabeza y cuello es el 6º más común en el mundo. Este tumor es el quinto más frecuente en varones y el décimo en mujeres. España supera la media europea en incidencia de tumores de cabeza y cuello. Se estima que cada año se diagnostican en España entre 12.000 y 14.000 nuevos casos. La edad media de aparición es por encima de los 50 años, aunque los tumores de nasofaringe y glándulas salivares pueden aparecer antes.

 
 
 

¿Qué es el cáncer de de cabeza y cuello?

Cáncer de cabeza y cuello El término “cáncer de cabeza y cuello (CCC)” abarca una amplia gama de tumores que se producen en varias áreas de la región de la cabeza y el cuello, incluidos los conductos nasales, senos nasales, boca, garganta, laringe, vías de deglución y las glándulas salivales. Se excluyen de esta definición los tumores de esófago, tumores de la piel, tumores cerebrales, del sistema nervioso y de tiroides.

 

Debido a sus localizaciones, que es donde se ingieren y modifican alimentos y bebidas, este tipo de cáncer tiene una conexión vital con la nutrición. Los tumores en esta área del cuerpo pueden suponer un reto para la forma habitual de comer, beber y disfrutar de la comida.

 

¿Cómo suele comenzar?

LupaLos síntomas que produce el cáncer de cabeza y cuello dependen del área donde se localiza la lesión que lo origina:

 

En la laringe y en la faringe se pueden producir uno o más de los siguientes síntomas:

 

  • Cambio de voz (disfonía). Ante un cambio de voz que persiste más de 15 días, especialmente en un paciente fumador, se debe acudir al médico especialista (otorrinolaringólogo), pues puede haber una afectación de las cuerdas vocales, situadas en la laringe.
  • Dificultad al tragar (disfagia).
  • Saliva con sangre.
  • Sensación de dolor o irritación en el cuello y/o en uno de los oídos.
  • Aparición de un bulto en cualquier área del cuello.
  • Sólo en casos avanzados, dificultad para respirar (disnea).

 
 

En la nariz, senos paranasales y nasofaringe (parte más posterior de las fosas nasales), se pueden producir uno o más de los siguientes síntomas:

 

  • Obstrucción nasal.
  • Alteración del sonido de la voz.
  • Sangrado por la nariz, mezclado con la mucosidad nasal.
  • Sensación de taponamiento de un oído.

 
 

En la boca, lengua, amígdala, paladar. Se pueden producir uno o varios de los siguientes síntomas:

 

  • Una llaga (úlcera) en cualquier área de la boca. Cualquier úlcera que no se cure en 15 días, duela o no, en un fumador y/o bebedor, o en un paciente que lleve algún tipo de prótesis en la boca que produzca roce, requiere visita al otorrinolaringólogo.
  • Una mancha o placa blanca (leucoplasia) o roja en cualquier área de la boca.
  • Un bulto en labio, en la boca o en cuello por debajo de la mandíbula.
  • Dificultad o dolor al tragar y/o masticar.

 

¿Cuáles son los factores de riesgo?

Factores de riesgoEntre los factores de riesgo relacionados de forma más directa con el desarrollo de CCC se encuentran:

 

  • Consumo de tabaco: Ya sea fumado (cigarrillo, pipa o puro) o masticado, aumenta el riesgo de cáncer en la cavidad oral, orofaringe, hipofaringe y laringe. Existe relación con la cantidad consumida y los años de hábito.
  •  

  • Consumo de alcohol: principalmente en asociación con el tabaco, de modo que el consumo de ambas sustancias aumenta el riesgo 20 veces respecto a los no consumidores. Está implicado en la producción de cáncer de laringe, orofaringe, hipofaringe y cavidad oral.
  •  

  • Hábitos de vida y dieta: La mala higiene bucal se asocia con el cáncer de cavidad oral. Algunas carencias nutricionales, especialmente de vitaminas A y C, pueden contribuir a la producción de cáncer de cavidad oral, laringe y faringe. Las dietas ricas en carnes y pescados salados liberan sustancias (nitrosaminas) relacionadas con el cáncer en senos paranasales, cavidad nasal y nasofaringe.
  •  

  • Infecciones: Los datos epidemiológicos han relacionado al virus de Epstein-Barr (VEB) en la producción del carcinoma de nasofaringe. En los pacientes infectados por el VIH e inmunodeprimidos puede aumentar la frecuencia del carcinoma de cavidad oral.

     

    Infecciones por algunos tipos de virus del papiloma humano (VPH), pueden causar cáncer del cuello uterino, la vagina, el ano, la vulva o el pene. También se ha comprobado que aumentan el riesgo de cáncer de orofaringe, especialmente de amígdala.

  •  

  • Radiaciones: La exposición a la luz del sol se ha relacionado con el cáncer de labio inferior en población con trabajos al aire libre (como agricultores) y en personas de piel clara.
  •  

  • Inhalación de productos: Los trabajadores del níquel, madera, petróleo o pieles tienen un riesgo incrementado de padecer cáncer de senos paranasales y de nasofaringe. La inhalación de hidrocarburos en áreas urbanas parece asociarse con mayor riesgo de cáncer de laringe. La exposición a asbesto y plomo aumenta el riesgo de carcinoma de glándulas salivares.
  •  

  • Herencia y factores genéticos: estudios poblacionales han demostrado un riesgo incrementado de tres a ocho veces de sufrir un CCC en personas con antecedentes en familiares de primer grado, lo que implica una susceptibilidad genética en su aparición.

 

¿Qué métodos se utilizan para detectarlo?

DiagnósticoActualmente, no hay métodos de detección precoz que hayan demostrado aumentar las tasas de supervivencia para el CCC. Un examen físico de detección del cuello, la orofaringe (la sección media de la garganta que incluye el velo del paladar, la base de la lengua y las amígdalas) y la boca ha sido ampliamente adoptado como parte de un examen dental de rutina. Sin embargo, no hay evidencia de que esta intervención reduzca la mortalidad por cáncer oral. Es probable que en las próximas décadas este cribado de rutina permita una identificación más temprana del cáncer oral, pero esto aún no se ha demostrado en estudios clínicos.

 

No hay pautas de detección del CCC de la Sociedad Americana del Cáncer, o el Instituto Nacional del Cáncer. Y, en la actualidad, no se conocen pruebas de sangre o saliva probadas para ser efectivas para la detección del CCC.

 
 

Nuestras pautas de detección de cabeza y cuello en HC Marbella

 

Nuestros expertos aconsejan que todas las personas se realicen un examen físico anual de la cabeza y el cuello y la orofaringe por su médico de atención primaria, así como también como una revisión dental anual para incluir el examen del cuello,  orofaringe y  boca.

 
 

Y para pacientes de alto riesgo
 

  • Para los pacientes de alto riesgo curados de un CCC, nuestros médicos utilizan las siguientes pautas para descartar tanto la recurrencia del cáncer inicial como la aparición de un nuevo tumor.
  • Examen físico
    • Año uno: cada uno a tres meses
    • Segundo año: cada dos a cuatro meses
    • Años tres a cinco: cada cuatro a seis meses
    • Año cinco y más: cada seis a 12 meses
  • Radiografía de tórax anualmente
  • Si un individuo ha recibido tratamiento con radiación para el tiroides, se debe realizar una prueba de función tiroidea de TSH anualmente.
  • Para los pacientes de alto riesgo con leucoplasia oral displásica recidivante no quirúrgica, nuestros médicos recomiendan la observación con la misma frecuencia y biopsias si hay cambios sospechosos en las lesiones.

 

HC Marbella International Hospital

En HC Marbella reconocemos la importancia que tiene evaluar el riesgo de cáncer y de detectar la enfermedad tempranamente, cuando existe la mayor posibilidad de una cura.

 

Si tienes historial de cáncer en tu familia, podemos proporcionarte información sobre el cáncer hereditario y la genética. Nuestro Servicio de Oncología cuenta con asesores y médicos especialistas en cáncer hereditario que pueden analizar el riesgo de cada caso para asesorar en la reducción del riesgo de aparición de cáncer tanto como sea posible.

 

La detección también es una parte esencial en la prevención y el cuidado del cáncer. Nuestros médicos han desarrollado pautas de detección para los cánceres más comunes: cáncer de mama, cervical, colorrectal, de cabeza y cuello, ovario, próstata y piel, según nuestra experiencia en el tratamiento de pacientes en HC Marbella.

Especialistas en Oncología.

Dr. Ponce Aix, Santiago
Especialista en Oncología Médica
Dedicación Clínica en Cáncer de Pulmón
Medicina de precisión
Inmunoterapia del cáncer

Dr. Pérez Martín, Diego
Especialista en Oncología Médica y Ginecología y Obstetricia
Dedicación Clínica en Cáncer de Mama y Ginecológicos

Dr. Ciruelos, Eva
Especialista en Oncología Médica
Dedicación Clínica en Cáncer de Mama

Tfno.: +34 952 908 628

952908898 Oncología
951829978 Diagnóstico por imagen
951829947 Ginecología
952908897 Fertilidad
951829947 Fisioterapia

 


Escríbanos






¿Desea recibir información de nuestro centro? *

captcha

 

 

Atención al paciente

  • 952908898 Oncología
  • 951829978 Diagnóstico por imagen
  • 951829947 Ginecología
  • 952908897 Fertilidad
  • 951829947 Fisioterapia
  • 952908131 Farmacia hospitalaria

Suscríbase a nuestro newsletter

  • En HC Marbella podrá acceder a información de interés y de actualidad para la salud escrita por los diferentes profesionales de nuestras unidades médicas.
Suscribirse