equipo neurología
equipo neurología

Epilepsia

epilepsia

La epilepsia supone una activación excesiva y anómala de una parte del cerebro, que da lugar a una serie de síntomas en el paciente.

 

Es una enfermedad de gran prevalencia, que afecta especialmente a niños y ancianos.

 

Existen dos tipos de epilepsia:

 

  • Generalizada, es la más conocida y se asocia a la pérdida de conocimiento y convulsiones.
  • Focal o parcial, que puede ser motora (afectando a un miembro, brazo o pierna), sensitiva (relacionada con el tacto, el olor o el gusto) o emocional (concerniente un sentimiento).

 
 

 
 

 
 

  • Edad, se produce con mayor frecuencia en niños y ancianos, pero puede darse a cualquier edad. En el caso de las personas de la tercera edad, se suele deber a daño vascular en el cerebro y a enfermedades neurodegenerativas. En el caso de los niños, es más de tipo idiopático.
  •  

  • Lesiones cerebrales debidas a traumatismos, tumores, malformaciones, lesiones vasculares, infecciones, …

Los síntomas variarán en función de la zona del cerebro en la que se esté activando la enfermedad.

 

  • Convulsiones
  • Pérdida de consciencia
  • Afectación de un miembro
  • Alteraciones visuales
  • Olores anormales
  • Distorsión del sonido
  • Hormigueos
  • Alucinaciones

Afortunadamente cada vez existen más tratamientos que permiten controlar la enfermedad. Aunque no se puede curar del todo, gracias a los tratamientos, la mayor parte de los pacientes pueden llevar una vida completamente normal.

 

En el 70% de los casos, el tratamiento suele ser farmacológico, logrando controlar de forma eficaz las crisis epilépticas. Además, debe ir asociado a un estilo de vida saludable.

 

Cuando la epilepsia no responde al tratamiento farmacológico, algunos pacientes pueden optar por el tratamiento quirúrgico. La cirugía puede ser de dos tipos:

 

  • Resectiva, en la que se lleva a cabo la extirpación del tejido que da lugar a la crisis epiléptica. Está indicada únicamente para epilepsias focales.
  • Funcional (estimulador del nervio vago), en la que se implanta un dispositivo que consigue reducir la periodicidad y la intensidad de las crisis, a través de la electroestimulación periódica del nervio vago.

 

En el caso de que esta opción tampoco sea viable, se pueden plantear otras alternativas, como la dieta cetogénica.

 

Neurólogos

Vídeos HC

A través del portal del paciente Mi HC también podrá coger cita y descargar resultados e informes.

Tfno.: +34 952 908 628

952908898 Oncología
951829978 Diagnóstico por imagen
951829947 Ginecología
952908897 Fertilidad
951829947 Fisioterapia

 






    ¿Desea recibir información de nuestro centro? *

     

     

    Atención especializada

    Atención al paciente

    Profesionales HC

    Suscríbase a nuestro newsletter

    Suscribirse