cirujano oído
cirujano oído

Otología

oido

La otología es la subespecialidad de la otorrinolaringología que estudia la anatomía, la fisiología y las enfermedades del oído.

 

Estas patologías pueden causar infecciones, pérdida de audición, hipersensibilidad ante sonidos ambientales «normales», …
 
Entre las más frecuentes están:

 

  • Acúfenos o Tinnitus (Pitidos en el oído)
  • Otitis
  • Hipoacusia (pérdida de audición)

 
 

 
 

Se trata de zumbido o pitido en el oído.

 
 

Factores de riesgo
  • Pérdida de audición
  • Infecciones del oído
  • Exposición a ruidos fuertes
  • Tapones de cerumen
  • Tumores
  • Fármacos ototóxicos (algunos antibióticos, quinina, ácido acetilsalicílico)
  • Traumatismo Craneoencefálico con fractura asociada
  • Hipertensión Arterial, disfunción de la articulación temporomandibular

 
 

Síntomas
  • El paciente lo refiere como una sensación de ruido en el oído.
  • Puede percibirse como un zumbido, pitido, sensación de ruido de red eléctrica.
  • En ocasiones interfiere con el descanso nocturno y puede limitar la calidad de vida. Es frecuente que los pacientes con acúfenos presenten hiperacusia (sensibilidad aumentada a los ruidos externos que se perciben molestos).
  • Los ruidos fuertes y el estrés suelen empeorar los síntomas.

 
 

Diagnóstico
  • El diagnóstico es clínico con una exploración completa del oído que descarte otras patologías asociadas.
  • Si es en un solo oído y el ruido se acompaña de sensación de latido, es necesario realizar una prueba de imagen como Resonancia Magnética de oídos para descartar un tumor en el nervio auditivo o un TAC en caso de antecedente de traumatismo previo al acúfeno.

 
 

Tratamiento
  • No existe tratamiento farmacológico eficaz.
  • El manejo del acúfeno va orientado a mejorar el impacto en la calidad de vida del paciente. Algunas medidas que pueden resultar eficaces son evitar ambientes silenciosos mediante el uso de música de fondo, televisión, radio.
  • Si no existe hipoacusia asociada se pueden usar generadores de sonido, dispositivos electrónicos pequeños con ruido blanco que se colocan en los oídos durante 6-8 horas.

Se trata de una inflamación del oído, de causa infecciosa la mayoría de las veces. Pudiendo ser solo de la parte más externa (Conducto auditivo Externo) o del Oído Medio.

 
 

otitis externa aguda

Otitis Externa Aguda (Otitis del nadador)

Se trata de una infección de la piel del Conducto Auditivo Externo. Los gérmenes vienen del exterior.  Es muy frecuente en niños durante los meses de verano, ya que la entrada de aguda en el conducto durante los baños en piscina y playa facilita la humedad y la proliferación de bacterias, siendo la más frecuente la Pseudomona Aeruginosa.
 

Factores de riesgo
  • Meses de primavera-verano
  • Baños en piscina
  • Limpieza excesiva y agresiva del oído (el cerumen protege e impide el crecimiento de bacterias)

 

otitis media

Otitis Media Aguda

Es una complicación frecuente de los catarros, por ello son propias del invierno. Las bacterias provienen del interior de nariz o boca siendo las más frecuentes Streptococcus pneumoniae y Haemophylus influenzae, menos frecuentes son la Bramanella catarralis, Streptococcus del grupo A y Staphylococcus aureus. También pueden estar implicados los virus como el Virus Respiratorio Sincitial, rinovirus y adenovirus (todos ellos responsables del catarro común) o el virus influenzae (gripe).

 

A los días de comenzar el catarro el moco se va acumulando en Oído Medio facilitando el crecimiento de las bacterias. Si se acumula mucho moco, debido a la alta presión, el tímpano se agujerea y sale el moco al exterior (Otitis Media Supurativa)
 

Factores de riesgo
  • Edad < 2 años
  • Asistencia a guarderías
  • Lactancia materna ausente
  • Exposición a humo de tabaco
  • Meses de invierno
  • Afecciones de vías respiratorias altas
  • Genéticos, inmunodeficiencias

 
 

Síntomas
  • Otalgia (dolor de oído)
  • Picor
  • Fiebre
  • Otorrea (supuración)
  • Pérdida de audición
  • Llanto inconsolable e irritabilidad en lactantes

 
 

Diagnóstico
  • Clínico, mediante historia clínica y exploración con otoscopio del Conducto Auditivo Externo y la membrana timpánica.
  • La audiometría puede ser útil para valorar el nivel de pérdida auditiva que asocia.

 
 

Tratamiento
  • El tratamiento habitual de la otitis se realiza con antibióticos orales durante 10 ó 14 días en caso de Otitis Media Aguda. Los síntomas mejoran significativamente en 48 horas. Al tratamiento antibiótico en ocasiones se asocian descongestionantes nasales y mucolíticos.
  •  

  • Todo paciente con otitis media recurrente (al menos 3 episodios en 6 meses o 4 en un año) debe ser valorado por un especialista en otorrinolaringología para valorar la necesidad de colocar unos drenajes (tubos de timpanostomía) en la membrana timpánica para que pueda salir al exterior el moco acumulado en oído medio.
  •  

  • En los casos de Otitis Externa el tratamiento es antibiótico tópico (gotas) durante 7-10 días y antiinflamatorios para el dolor. Es muy importante también evitar la entrada de agua en el oído utilizando tapones para el baño durante la fase aguda y de forma preventiva cuando existen otitis externas de repetición.
La Hipoacusia es la pérdida auditiva es un problema muy frecuente sobre todo en la tercera edad, con un impacto importante en la calidad de vida del paciente Un diagnóstico tardío puede tener consecuencias graves como por ejemplo al aislamiento social del paciente y un deterioro progresivo de su estado general. En edad infantil el retraso en el diagnóstico ocasiona problemas de desarrollo.

 

Grados de pérdida auditiva:

  • Leve: dificultad para oír ruidos suaves y para seguir conversaciones con mucho ruido de fondo.
  • Moderada: dificultad para oír ruidos suaves e intensos. Cuando hay ruido en el ambiente, cuesta entender las conversaciones.
  • Severa: Para seguir una conversación, debe ser en un tono muy alto.
  • Profunda: La comunicación es imposible sin la ayuda de un audífono o implante auditivo.

 

Existen tres tipos de pérdida auditiva:

  • Conductiva o de transmisión: La pérdida de la audición se produce cuando el daño al oído externo u oído medio bloquea las vibraciones de sonido al oído interno, o la cóclea (por ejemplo por un tapón de cerumen). Con este tipo de hipoacusia, los oídos pueden sentirse tapados y el habla puede sonar atenuada, especialmente si hay mucho ruido de fondo.
  • Neurosensorial: La hipoacusia neurosensorial se produce cuando el oído interno (la cóclea) o el nervio auditivo está dañado o no funciona correctamente. Con la hipoacusia neurosensorial, los sonidos no solo se atenúan, sino que también son difíciles de entender, sobre todo cuando hay ruido. Un ejemplo de este tipo de hipoacusia sería la presbiacusia que es la pérdida auditiva causada por los cambios degenerativos relacionados con la edad.
  • Mixta: es una combinación de las anteriores. Esto significa que puede haber daño tanto en el oído externo o medio como en el oído interno.

 
 

Factores de riesgo
  • Edad: >65 años
  • Ruido. La exposición crónica a ruidos fuertes puede generar pérdida de audición.
  • Factores hereditarios
  • Infecciones como otitis no tratadas
  • Otoesclerosis (enfermedad que afecta a la movilidad de los huesos del oído medio, reduciendo la eficiencia en la transmisión de las vibraciones)
  • Agentes ototóxicos (algunos medicamentos, el alcohol y el tabaco pueden dañar el oído)

 
 

Síntomas
  • Percibir sonidos demasiado fuertes sin que en realidad lo sean.
  • Dificultad para seguir conversaciones cuando dos o más personas están hablando o hay ruido de fondo.
  • Dificultad para diferenciar sonidos agudos entre sí.
  • Mareo o sensación de falta de equilibrio
  • Sensación de presión en el oído.
  • Zumbidos constantes.
  • Pedir a los demás que hablen más alto
  • Abstenerse de participar en conversaciones
  • Necesidad de subir el volumen de la radio o tv

 
 

Diagnóstico
  • Cuánto más se tarda en diagnosticar, mayor suele ser la hipoacusia y más difícil es frenar la pérdida de audicióny adaptarse a los audífonos o implantes auditivos, de ahí la importancia de un diagnóstico precoz. El diagnóstico se realiza con historia clínica, exploración y pruebas de audición como audiometría e impedanciometría.

 

  • Audiometría: Es un registro escrito de los niveles de audición. Mide los sonidos más silenciosos que el paciente puede escuchar en decibelios a diferentes frecuencias (desde bajo 500 HZ a alto 8000 HZ). Requiere participación activa del paciente.

 

  • Impedanciometría: Es una prueba que se realiza para evaluar cómo funciona el oído medio ante el estímulo sonoro, así como la movilidad e integridad de la membrana timpánica y la continuidad de la cadena de huesecillos del oído medio (martillo, estribo y yunque). Se realiza introduciendo una sonda en el oído externo y no se necesita la participación activa del paciente, a diferencia de lo que ocurre con la audiometría.

 
 

Tratamiento
  • En función del tipo de hipoacusia el tratamiento puede ser audífonos, cirugía, implantes auditivos
El procedimiento se lleva a cabo de manera ambulatoria o en un hospital y puede realizarse bajo anestesia local en menos de 2 horas. En niños debe realizarse a partir de los 5 ó 6 años, cuando el crecimiento del oído casi ha terminado.

 

 

Especialistas

Vídeos Otorrinolaringología

A través del portal del paciente Mi HC también podrá coger cita y descargar resultados e informes.

Tfno.: +34 952 908 628

952908898 Oncología
951829978 Diagnóstico por imagen
951829947 Ginecología
952908897 Fertilidad
951829947 Fisioterapia

 






    ¿Desea recibir información de nuestro centro? *

     

     

    Atención especializada

    Atención al paciente

    Profesionales HC

    Suscríbase a nuestro newsletter

    Suscribirse