rinología
rinología

Trastornos del equilibrio

equilibrio

Los trastornos del equilibrio suelen dar lugar a sensación de vértigo, mareos, ilusión de movimiento corporal o ambiental, desorientación, …

 

Muchas patologías pueden manifestarse en problemas de equilibrio. No obstante, lo más frecuente es que se deban a problemas en el oído interno.

 

Entre las más habituales están:

 

  • Vértigo Posicional Paroxístico Benigno (VPPB)
  • Enfermedad de Ménière
  • Neuritis Vestibular

 
 

 
 

El vértigo es un motivo de consulta habitual, siendo su causa más frecuente el Vértigo Posicional Paroxístico Benigno.

 

Se trata de un trastorno benigno que ocasiona episodios de falsa sensación de movimiento o de “estar embarcado”. Los síntomas se desencadenan con los movimientos de posición de la cabeza (giros, elevar la cabeza hacia atrás).

 
 

Causas

La causa es el malfuncionamiento de los canales semicirculares, que se encuentran en el laberinto del oído interno y que sirven para regular el equilibrio. La caída en el interior de los canales de cristales de carbonato cálcico que normalmente se hallan adheridos a otra parte del laberinto es lo que produce los síntomas.

oído interno

Síntomas
  • Pérdida de equilibrio
  • Sensación de “ir embarcado”
  • Sudoración
  • Naúseas y vómitos
  • Nistagmo (movimiento involuntario de los ojos)
  • Sensación de que las cosas giran alrededor de uno mismo

 
 

Diagnóstico

El diagnóstico se realiza mediante historia clínica y exploración realizando maniobra de provocación de Dix-Hallpike por parte de un médico entrenado para ello.

maniobra Dix Hallpike

En esta maniobra la persona es llevada de la posición sentada a la supina (tumbada) con la cabeza rotada 45 grados hacia un lado y extendida aproximadamente unos 30 grados por debajo de la camilla. Se considera positiva si al realizarla el paciente experimenta el vértigo típico de la enfermedad y el médico puede visualizar la aparición de nistagmo o movimiento ocular involuntario.

 

A veces puede ser necesario realizar una prueba de imagen como Resonancia Magnética o TAC craneal para descartar otras patologías (tumores, sangrado intracraneal).

 
 

Tratamiento

El tratamiento del Vértigo Posicional Paroxístico Benigno tiene un impacto importante en la calidad de vida del paciente, pudiendo además prevenir caídas y complicaciones de las mismas como Traumatismo Craneoencefalico y fracturas en personas ancianas frágiles.

 

Fármacos como la betahistina (antihistamínico) o sulpiride (bloquea los receptores cerebrales de la dopanina) pueden ayudar en el control sintomático.

 

La Maniobra de Epley practicada por un médico entrenado para ello, intenta recolocar los cristales de calcio fuera de los canales semicirculares.

 

La maniobra comienza de la misma forma que la maniobra de provocación de Dix-Hallpike. Después se rota la cabeza del paciente 90 grados. El paciente quedará unos 30 segundos en esta posición.
Posteriormente se girará todo el cuerpo, quedando la cabeza mirando hacia abajo y manteniendo de nuevo unos 30 segundos esta posición, para finalmente sentar al paciente.

maniobra Epley

Esta maniobra es muy efectiva aunque suele hacer falta repetirla en varias sesiones para que el VPPB desaparezca.

Se trata de un trastorno del oído interno que afecta al equilibrio y a la audición.

 

La causa es desconocida, pero se cree que su origen está en el aumento del líquido que suele estar presente en el oído interno.

 

Suele aparecer en edades comprendidas entre los 20-50 años.

 
 

Factores de riesgo
  • Traumatismo Craneal
  • Infecciones del Oído Medio o Interno
  • Consumo de alcohol
  • Tabaquismo
  • Alergias
  • Antecedentes familiares
  • Enfermedad viral reciente
  • Estrés

 
 

Síntomas
  • Vértigo incapacitante acompañado de naúseas y vómitos
  • Acúfenos (pitidos en el oído)
  • Pérdida de audición que empeora progresivamente con el paso de los años
  • Sensación de presión en el oído afecto

 
 

Diagnóstico

El diagnóstico se realiza con historia clínica, exploración y pruebas de audición.

 
 

Tratamiento
  • Tratamiento preventivo de las crisis: reducir ingesta de sal, evitar alcohol y cafeína, fármacos diuréticos como la hidroclorotiazida o acetazolamida.
  •  

  • Alivio sintomático de las crisis: corticoesteroides, antieméticos, benzodiacepinas como Lorazepam.
  •  

  • Tratamiento quirúrgico: Indicado en pacientes en los que el tratamiento conservador no es eficaz y sufren episodios graves y limitantes de forma frecuente. El objetivo de las técnicas quirúrgicas es mejorar las crisis vertiginosas, no son eficaces para prevenir la pérdida auditiva.

 

Especialistas

Vídeos Otorrinolaringología

A través del portal del paciente Mi HC también podrá coger cita y descargar resultados e informes.

Tfno.: +34 952 908 628

952908898 Oncología
951829978 Diagnóstico por imagen
951829947 Ginecología
952908897 Fertilidad
951829947 Fisioterapia

 






    ¿Desea recibir información de nuestro centro? *

     

     

    Atención especializada

    Atención al paciente

    Profesionales HC

    Suscríbase a nuestro newsletter

    Suscribirse