Noticias HC

Cáncer de mama: Hacia un estilo de vida saludable, por la Dra. Eva Ciruelos

El cáncer de mama sigue siendo una patología muy prevalente en nuestro medio

La tasa de incidencia es de 65 nuevos casos / 100.000 habitantes / año, lo que supone que alrededor de 22.000 mujeres son diagnosticadas en España cada año. Estas cifras, unidas a la reducción anual de la tasa de mortalidad en un 2-3%, hacen que sea una patología muy prevalente, es decir, que los casos diagnosticados sean muy numerosos en nuestra sociedad, lo que hace que esta enfermedad se convierta en un problema sanitario y social de primera magnitud.

 

Factores de riesgo

Los factores de riesgo que se han asociado a un mayor número de casos nuevos son la edad (el pico mayor de incidencia se concentra entre los 45 y 65 años), la obesidad, el sedentarismo, el alcohol, el retraso en la edad del primer hijo, y algunos otros como factores genéticos que afectan a una minoría de mujeres (en torno al 5-10% de casos).

 
 
Mama con tumor
 
 

Prevención

En el ámbito de la prevención, podemos hablar de dos pautas clave que pueden reducir el riesgo de padecer un cáncer de mama, o bien de mejorar su evolución en el caso de ya padecerlo: ejercicio físico y nutrición.

 

 

Ejercicio físico

Gym El ejercicio físico ha demostrado mejorar la evolución de las pacientes a largo plazo, además de mejorar la tolerancia a los tratamientos hormonales y con quimioterapia. El ejercicio puede clasificarse en ejercicio de resistencia, que es aquel que se practica de forma continuada mediante desplazamientos para mejorar la capacidad cardiovascular (bicicleta, caminar, correr, bailar); y ejercicio de tonificación o fuerza con el propio peso (estático) o un peso externo para aumentar la musculatura. Ambos tipos de ejercicio son muy beneficiosos para las pacientes, sobre todo si se realizan con carácter acumulativo en sesiones de al menos 15 minutos para alcanzar un tiempo total de al menos 150 minutos a la semana (repartidos, por ejemplo, en 3 días de ejercicio de resistencia y 2 días de tonificación).

 

• Existen algunos mitos en cáncer de mama. En las pacientes afectas de linfedema en el brazo operado, se recomienda realizar ejercicios de estiramiento con ese brazo (para aumentar la extensibilidad y elasticidad del músculo), y de tonificación mediante resistencias ligeras para favorecer del drenaje por el sistema linfático profundo.
 
• Otros mitos son en relación al ejercicio y presencia de metástasis óseas. Se recomienda también aquí realizar ejercicio de tonificación y resistencia de intensidad moderadas (aproximadamente 120 pulsaciones por minuto) evitando impactos contra el suelo o riesgo de caídas (por ejemplo ejercicios de elíptica o bicicleta en lugar de correr). También el ejercicio ayuda a mejorar la osteoporosis, presente en más de un 70% de nuestras pacientes, mediante tonificación y resistencia para equilibrar el metabolismo óseo y regenerar masa ósea. Precaución en caso de osteoporosis más avanzadas, ya que las caídas pueden producir fracturas patológicas.
 
• Por último, mencionar una situación muy frecuente en cáncer: la fatiga crónica o astenia. Es un estado de cansancio generalizado mantenido en el tiempo sin relación con un esfuerzo previo, que no desaparece con el descanso. Aunque parezca paradójico, esta situación mejora mucho con la práctica regular de ejercicio, sobre todo la tonificación y resistencia de alta intensidad (150 latidos por minuto), ya que aumenta la masa muscular y capacidad cardiopulmonar. Se debe comenzar gradualmente para evitar lesiones.

 

 

Nutrición

Servicio restauranteAprender a comer de forma sana y equilibrada es ganar en salud. Para garantizar el correcto funcionamiento del organismo, es imprescindible una alimentación variada para evitar carencias nutricionales; hay que huir de las “dietas” basadas en uno o dos grupos de alimentos que pueden generar problemas graves en nuestro organismo. Los hidratos de carbono son fundamentalmente energéticos, las proteínas son componentes estructurales, las grasas son nutrientes estructurales y energéticos, y las vitaminas y minerales tienen una función estructural y reguladora. Por ello una buena alimentación ha de incluir en cada comida la cantidad necesaria de todos ellos.

 

Mitos

De nuevo, existen mitos acerca de la alimentación y el cáncer de mama que conviene aclarar:

 

• Carne roja: No hay datos concluyentes de que la carne roja aumente el riesgo de cáncer de mama., recomendando que se cocinen a la plancha o guisadas. Se debe tomar de forma moderada, entre 1 a 3 raciones semanales
 
• Soja: No está prohibido su consumo en la dieta en pequeñas cantidades (leche, aceite), no recomendándose su ingesta en forma de comprimidos o formulaciones de mayor cantidad
 
• Lácteos: Existe algún dato sobre el papel del calcio y la vitamina D y la reducción del riesgo de cáncer, debiendo evitarse los preparados ricos en azúcares y grasas
 
• Suplementos dietéticos: No se recomiendan en la prevención ni en el tratamiento del cáncer de mama. No hay mejor suplemento que el de una alimentación variada basada en nuestra dieta mediterránea.
 
• Edulcorantes: No se ha confirmado el supuesto efecto cancerígeno de los edulcorantes, sobre todo tomados en cantidades mínimas como se regula por ley
 
• El aceite de oliva virgen extra: Es un buen aliado en nuestra dieta; existen algunos datos de su efecto preventivo sobre el desarrollo del cáncer de mama y otros tumores.
 
• Azúcares refinados: Hay que evitarlos en lo posible. Su ingesta se asocia con sobrepeso, obesidad y factores de riesgo (estados inflamatorios del organismo) asociados con el desarrollo del cáncer en general.

 
 

En resumen, estilos de vida saludable basados en el ejercicio físico mantenido y una dieta mediterránea tan típica de nuestro país, pueden ayudar a prevenir el desarrollo de cáncer en la población, y a reducir el riesgo de recaídas de los tumores ya existentes en nuestros pacientes. Estas normas básicas de autocuidado son fundamentales para sentirnos bien y saber que estamos haciendo lo mejor para nuestra salud.

 
 

Dra. Eva Ciruelos
Oncóloga en la Unidad de Cáncer de Mama del Hospital 12 de Octubre de Madrid
Profesora asociada en la Facultad de Medicina en la Universidad Complutense de Madrid

 

 

octubre 19, 2015

 

FacebooktwitterpinterestlinkedinFacebooktwitterpinterestlinkedin

 

 

Leer otras noticias

Tfno.: +34 952 908 628

952908898 Oncología
951829978 Diagnóstico por imagen
951829947 Ginecología
952908897 Fertilidad
951829947 Fisioterapia

 


Escríbanos






¿Desea recibir información de nuestro centro? *

captcha

 

 

Atención especializada

Atención al paciente

Profesionales HC

Suscríbase a nuestro newsletter

Suscribirse