Noticias HC

¿Cómo, cuándo y por qué se debe usar mascarilla?

mascarillasAhora que se están concretando las distintas fases de la desescalada, planteando el retorno progresivo a una “actividad normal”, que desde luego no va a ser la normalidad tal y como la disfrutamos antes de la Pandemia del Covid19, más que nunca se plantea cuáles son las conductas que nos permitan tener la máxima seguridad para no infectar a los demás, ni infectarnos nosotros.

 

Una de las barreras que es clave para evitar el contagio, además de la limpieza de superficies, la limpieza de manos, el alejamiento social o evitar tocarse la cara, la nariz, los ojos y la boca, es el uso de mascarillas. Aunque hay que señalar que el empleo de mascarilla por sí solo no será efectivo, si no se usa en conjunto con las restantes medidas.

 

Por lo tanto, la vuelta a la normalidad pasará por un uso generalizado de mascarillas, junto con las restantes medidas, que permitirá cumplir el primer objetivo de no contagiar a los demás, porque si todos lleváramos mascarillas nadie contagiaría a nadie.

 

Se sabe que el COVID19 se transmite a través de gotitas respiratorias, que tienen un tamaño de 5-10 micras, de personas infectadas, al hablar o toser y que estas gotitas que tienen un alcance aéreo en distancia limitado de 1-1.5 metros, luego pueden depositarse en superficie siendo fuente de contagio. Por lo tanto, para evitar el contagio se debe poner barreras para que estas gotitas no tengan la oportunidad de ser una fuente de contagio a través del uso de unas mascarillas y con el distanciamiento de 2 metros cuando entablamos conversaciones entre personas, junto con las restantes medidas higiénicas que hemos comentado.

 

Hay que tener en cuenta que actualmente hay cada vez más evidencias que demuestran que no solo las personas enfermas “sintomáticos”, que serían la punta del iceberg, son los que transmiten el virus, sino también los “pre-sintomáticos” (1-2 días antes de presentar síntomas) o los denominados “portadores asintomáticos” pueden ser transmisores del virus. Precisamente para hacer frente a esa población potencialmente contagiosa que pasa desapercibida, se debe usar indiscriminadamente las mascarillas quirúrgicas o higiénicas y maximizar las precauciones y medidas que hemos comentado anteriormente. La falta de evidencia hizo que inicialmente no se recomendase que las personas asintomáticas o que no estén a cargo de pacientes o personas de riesgo debían usar una mascarilla médica.

 
 

¿Qué tipos de mascarillas hay?

Existen diferentes tipos de mascarillas según su grado de protección y su ámbito de uso. La diferencia entre los diferentes tipos de mascarillas es su complejidad que repercute directamente en el coste. Por otra parte, la alta demanda de mascarillas ha hecho que escasearan, lo que provocó un aumento de precio que recientemente ha sido regulado por el estado.

 

tipos de mascarillas

 
 

Tipos de Mascarillas:

 

Mascarillas de uso quirúrgico

También denominadas mascarillas médicas son las más simples. Proporcionan una barrera que evita la transmisión de un agente infeccioso entre el personal sanitario y el paciente, para controlar la propagación de las gotas respiratorias. Evita que una persona contagiada infecte a otra persona.

 

Las mascarillas filtrantes denominadas Piezas Faciales Filtrantes FFP (FFP2 y FFP3) o respiradores o mascarillas autofiltrantes

Impiden el paso de partículas mayores a 0,6 micras y, por lo tanto, evitan que penetren viriones (incluido el SARS-CoV2) y bacterias causantes de enfermedades transmitidas por el aire. Se consideran equipo de protección indvidual (EPI), y se usan en el ámbito sanitario.

 

Las FFP1, sin válvula de exhalación y con filtración mínima, no protegen a quien las lleva, pero sí evitan contagio.

 

Las FFP2 y FFP3 protegen al usuario de la exposición a contaminantes durante los procedimientos que generan aerosoles. Pueden tener válvulas de exhalación o no.  Las que no tienen válvulas  protegen a la persona que las utiliza y limitan la propagación del virus, mientras que las que tienen válvulas, protegen a quien las lleva, pero no limitan su propagación porque no impiden la liberación de partículas respiratorias exhaladas del usuario al medio ambiente.

 

Las FFP2 tienen una capacidad de filtración de 92% de las partículas del aire y están destinadas al personal que acceden a las habitaciones en aislamiento respiratorio, personal de urgencias y consultas a pacientes con riesgo alto de padecer enfermedades de transmisión aérea y laboratorios donde se trabaje con un nivel de bioseguridad de nivel 2.

 

Las FFP3 son las de protección superior con una capacidad de filtración de 98% de las partículas del aire y están destinadas al personal sanitario en contacto con procedimientos que puedan generar aerosoles como intubación endotraqueal, broncoscopia, lavado broncoalveolares, ventilación manual, etc.

 

Mascarillas no médicas

Fabricadas con tela u otro material como papel, no están destinadas para su uso en entornos de atención médica o por profesionales sanitarios. En éstas estarían las “mascarillas higiénicas” con estructura fibrosa, con certificado de calidad, que pueden ser reutilizable, y que se han destinado al uso en la comunidad para evitar el contagio por gotas. Las mascarillas higiénicas no son consideradas producto sanitario y aunque no están diseñadas para proteger frente al virus, si limitan su propagación.

 
 

¿Cuándo debo usar la mascarilla?

Se debe usar mascarillas ante cualquier situación que no se pueda mantener la distancia entre 2 personas de al menos 2 metros como puede ser en transportes públicos u otras situaciones. El llevar mascarillas no protege al 100% del contagio y para lograrlo conviene no relajarse en el cumplimiento de las otras medidas y cambiar frecuentemente de mascarilla asegurando su correcta colocación.

 

Las personas con síntomas de estar infectadas por el SARS-CoV-2, los trabajadores de salud, cuidadores de personas tanto en ámbito sociosanitario como en el hogar, deben usar mascarillas obligatoriamente para prevenir la propagación de la enfermedad a otras personas.

 

La única mascarilla que cumpliría el doble objetivo de no contagiar y no ser contagiado (siempre que se usase correctamente), es la mascarilla FPP2 sin válvula de exhalación.

 

Para evitar contagiar a los demás no se debe usar las mascarillas FPP2 con válvula de exhalación ni las FPP3, ya que sus válvulas de exhalación impiden que controlen la capacidad de contagiar del portador.

 

Actualmente se recomienda que el personal sanitario debe llevar mascarillas quirúrgicas especialmente cuando haya distanciamiento de menos de 2 metros entre compañeros. Cuando haya situaciones de mayor riesgo como es el contacto directo y continuado con pacientes COVID-19 se recomienda el uso de FFP2 o FFP3, y si hay posibilidad de generación de aerosoles, se recomienda el uso de mascarillas FFP3 por parte del personal y obviamente de mascarillas quirúrgicas por parte del paciente.

 

Por el mayor riesgo que supone para el personal sanitario, el uso de mascarillas quirúrgicas es prioritario en este ámbito frente a otros ámbitos comunitarios.

 
 

En HOSPITALES se recomienda:

  • Mascarillas quirúrgicas para aquellas personas contagiadas o que puedan estarlo, para evitar contagiar a otras personas.
  • Mascarillas FFP2 o FFP3 para personal sano que pueda estar en contacto con personas contagiadas o que puedan estarlo, para evitar contagiarse.
  • Mascarillas autofiltrantes FFP3, para personal sanitario que realice con pacientes procedimientos que generen aerosoles, como la intubación traqueal, la traqueotomía, la reanimación cardiopulmonar, etc.

 

En COMUNIDAD se recomienda:

  • Mascarillas quirúrgicas en personas sintomáticas
    Autoaislamiento y uso de mascarilla, junto con las medidas higiénicas y distanciamiento teniendo instrucciones de cómo ponérsela, quitársela y desecharla.
  • Mascarillas higiénicas en población general sana
    Se ha planteado el uso de mascarillas higiénicas, dado que las mascarillas quirúrgicas deben priorizarse para el personal sanitario y las que están cuidando personas vulnerables. Se debe insistir en que esta medida no sustituye a las restantes medidas.

 
 

¿Qué tipo de mascarilla debo utilizar?

Recomendación de mascarillas quirúrgicas en:

  • Personal sanitarios
  • Trabajadores de centros Sociosanitarios cuando implique un distanciamiento inferior a 2 metros
  • Personas en cuarentena domiciliaria que contacte con convivientes
  • Grupos vulnerables (personas mayores, con patología de base y embarazadas)

 

Recomendación de mascarillas higiénicas en:

  • Personas que salgan a la calle por motivos laborales u otros motivos en el desescalado.
  • Población general que salga a la calle.

 

No conviene uso de mascarillas en:

  • Los menores de 3 años, personas con problemas para respiratorios y personas con dificultades para quitarse la mascarilla por sí mismas.

 
 

¿Cómo debo usar la mascarilla? 

Si queremos que el uso de mascarillas cumpla su función y no genere una falsa sensación de protección se debe saber cómo se tiene que manipular y usar. Hay que tener en cuenta las recomendaciones de una higiene de mano antes de colocárselas y posteriormente a su retirada, hacerlo usando las cintas evitando tocar el frontal de la mascarilla y desecharla en una bolsa estanca en la basura.

 

correcto uso de las mascarillas

 
 

Se debe seguir las siguientes recomendaciones a la hora de colocar o retirar una mascarilla:

 

  • Antes de ponerse una mascarilla hay que lavarse bien las manos con agua y jabón o con una solución con base alcohólica.
  • Cubrir la boca y la nariz con la mascarilla y evitar que haya huecos entre la cara y la mascarilla.
  • Evitar tocar la mascarilla con las manos mientras se lleva puesta y si se hace lavarse bien las manos con agua y jabón o con una solución con base alcohólica.
  • Desechar la mascarilla cuando esté húmeda y evitar reutilizar las mascarillas de un solo uso. Las mascarillas quirúrgicas son de un solo uso.
  • Por cuestiones de comodidad e higiene, se recomienda no usar la mascarilla por un tiempo superior a 4 h. En caso de que se humedezca o deteriore por el uso, se recomienda sustituirla por otra.
  • Quitarse la mascarilla por la parte de atrás, sin tocar la parte frontal, desecharla en un cubo cerrado y lavarse las manos con agua y jabón o con una solución con base alcohólica. Si son mascarillas desechables se deben tirar en bolsa estanca en la basura.
  • En el caso de mascarillas higiénicas reutilizables, éstas se deben lavar conforme a las instrucciones del fabricante.
  • La distancia de seguridad y el lavado de manos con agua y jabón o soluciones hidroalcohólicas son de enorme importancia.

 
 

Inconvenientes del uso de Mascarilla:

El uso de mascarillas tiene una serie de inconvenientes que hay que señalar como son:
 

  • Auto-contaminación que puede ocurrir al tocar y reutilizar la mascarilla contaminada.
  • Posibles dificultades para respirar, según el tipo de mascarillas.
  • Falsa sensación de seguridad, lo que lleva a una posible menor adherencia a otras medidas preventivas como el distanciamiento físico y la higiene de las manos
  • Desvío de los suministros de mascarillas y la consiguiente escasez de mascarillas para los trabajadores de la salud.
  • Desvío de recursos de medidas efectivas de salud pública, como la higiene de manos

 
 

¿Qué beneficios tiene para la sociedad en general que todos usemos bien la mascarilla?

Recientemente el ministerio ha publicado un documento “RECOMENDACIONES SOBRE EL USO DE MASCARILLAS EN LA COMUNIDAD EN EL CONTEXTO DE COVID-19“ que se resume en los siguientes puntos:
 

  • El uso de mascarillas en población general puede servir como un medio de control de la fuente de infección al reducir la propagación en la comunidad, ya que se reduce la excreción de gotas respiratorias de individuos infectados que aún no han desarrollado síntomas o que permanecen asintomáticos.
  • Se podría considerar el uso de mascarillas en la comunidad, especialmente cuando se acude a zonas con mucha gente, espacios cerrados como supermercados, centros comerciales, o cuando se utiliza el transporte público, etc.
  • El uso de mascarillas médicas (quirúrgicas) por parte de los trabajadores sanitarios debe tener prioridad sobre el uso en la población general sana.
  • El uso de mascarillas en la comunidad debe considerarse solo como una medida complementaria y no como reemplazo de las medidas preventivas establecidas, por ejemplo, distanciamiento físico, etiqueta respiratoria, higiene de manos y evitar tocarse la cara, la nariz, los ojos y la boca.
  • El uso apropiado de las mascarillas es clave para la efectividad de la medida y puede mejorarse a través de campañas educativas.
  • Las recomendaciones sobre el uso de mascarillas en la comunidad deben tener en consideración las lagunas de evidencia, la disponibilidad y los posibles efectos secundarios negativos.

 
 

Dr. Marco Antonio Sempere Alcocer
Especialista en Microbiología y Parasitología

 

 

abril 29, 2020

 

FacebooktwitterpinterestlinkedinFacebooktwitterpinterestlinkedin

 

 

Leer otras noticias

Tfno.: +34 952 908 628

952908898 Oncología
951829978 Diagnóstico por imagen
951829947 Ginecología
952908897 Fertilidad
951829947 Fisioterapia

 


Escríbanos






¿Desea recibir información de nuestro centro? *

captcha

 

 

Atención especializada

Atención al paciente

Profesionales HC

Suscríbase a nuestro newsletter

Suscribirse