24H

+34 952 908 628

Noticias HC

Oncología. #Cáncer de Páncreas

Cáncer de páncreas, un tumor con una incidencia creciente.

 

El cáncer de páncreas es uno de los tumores más agresivos del tracto digestivo. No es un tumor excesivamente frecuente (el 2,1% de todos los tumores), pero su incidencia ha aumentado constantemente desde los años 50.

 

En España se diagnosticaron en 2015 algo más de 6.900 casos de cáncer de páncreas.

 

La incidencia en nuestro país se puede considerar media, pero se prevé que crezca un 40 por ciento en los próximos 15 años y en 2030 haya 9.000 casos anuales, según datos de la Asociación Española de Cáncer de Páncreas (ACanPan). El problema, según señalan es que mientras la tasa de mortalidad disminuye para muchos otros tipos de cáncer, en el caso del de páncreas se están incrementando, de ahí la necesidad de mejorar el diagnóstico precoz de la enfermedad.

 
 

tratamiento cáncer pancreas

 
 

¿Se puede detectar el cáncer de páncreas en sus primeras etapas?

 

El cáncer de páncreas es difícil de descubrir en sus fases iniciales. El páncreas está en una región profunda del cuerpo, por lo que no se pueden ver ni palpar los tumores en sus etapas iniciales durante los exámenes físicos de rutina. Los pacientes por lo general no tienen síntomas hasta que el cáncer ya se ha propagado hacia otros órganos.

 

Actualmente no existen pruebas ni métodos de detección precoz para el cáncer de páncreas y, aunque se están desarrollando algunas, conocer los síntomas sigue siendo la clave para el diagnóstico. De hecho, las investigaciones demuestran que los pacientes diagnosticados y operados a tiempo tienen más probabilidades de vivir cinco años o más. En cambio, en pacientes con enfermedad metastásica la mediana de supervivencia global desde el diagnóstico es de 4,6 meses.

 

Tipos de cáncer de páncreas.

 

El páncreas está compuesto por dos tipos de tejidos de acuerdo a sus funciones. El tejido exocrino que tiene funciones digestivas y causa los tumores denominados exocrinos que son los más frecuentes y el tejido endocrino que tiene funciones metabólicas (control de la glucemia) y causa los tumores endocrinos o neuro-endocrinos.

 

Signos y síntomas del cáncer de páncreas.

 

A menudo, los cánceres pancreáticos en etapas tempranas no causan ningún signo o síntoma. Para cuando causan síntomas, a menudo ya se han propagado fuera del páncreas.

 

Los síntomas de los cánceres pancreáticos exocrinos y de los tumores neuroendocrinos pancreáticos a menudo son diferentes.

 

Por su frecuencia, nos centraremos en los síntomas de los Tumores exocrinos, que incluyen frecuentemente:

 

Ictericia y síntomas relacionados.
La ictericia se manifiesta a través de la piel y los ojos que se tornan amarillentos, orina oscura, heces fecales pálidas o grasosas y comezón de la piel.

 

Dolor de abdomen o de espalda.
Los cánceres que se originan en el cuerpo o la cola del páncreas pueden crecer significativamente y pueden comenzar a comprimir otros órganos cercanos causando dolor. El cáncer puede además propagarse a los nervios cercanos al páncreas, lo cual a menudo causa dolor de espalda y en cinturón.

 

Pérdida de peso y falta de apetito.

 

Náuseas y vómitos.

 

Agrandamiento de la vesícula biliar o del hígado.
A veces, un médico puede palpar este agrandamiento durante un examen físico (como una gran protuberancia debajo de las costillas derechas). También puede verse en estudios por imágenes.En ocasiones, el cáncer de páncreas también puede causar un aumento en el tamaño del hígado, especialmente si el cáncer se ha propagado a este órgano. Es posible que el médico pueda darse cuenta de esto al palpar el área debajo de las costillas derechas, mediante un examen o que pueda observarlo en los estudios por imágenes.

 

Coágulos sanguíneos.
En ocasiones, la primera señal de que una persona tiene cáncer de páncreas es un coágulo de sangre (trombosis) en una vena grande, a menudo en una pierna. Los síntomas pueden incluir dolor, hinchazón, enrojecimiento y calor en la pierna afectada. En ocasiones, se puede desprender un fragmento de coágulo y desplazarse a los pulmones (embolia), lo que podría dificultar la respiración y causar dolor en el pecho.

 

Pruebas para detectar el cáncer de páncreas.

 

El diagnóstico en fases precoces de la enfermedad es a veces difícil.

 

Cuando aparece ictericia, además de los análisis de sangre, la exploración inicial más adecuada para el diagnóstico es la ecografía.

 

En la mayoría de los casos, será necesaria la realización de un TAC abdominal (scanner), que permite un correcto diagnóstico y valorar el grado de extensión de la enfermedad.

 

Especialmente, si no se puede operar, se deberá realizar la toma de una muestra para confirmar el diagnóstico. Esta biopsia se puede realizar a través de una endoscopia digestiva o, en su caso, eco-endoscopia, o mediante una punción-aspiración con aguja fina (PAAF), que se dirige a la zona que se desea con control radiológico.

 

¿Qué tratamientos realizamos?

 

El único tratamiento curativo del cáncer de páncreas es la cirugía, que consiste en la extirpación de la cabeza pancreática junto con la vía biliar, el duodeno y, en ocasiones, parte del estómago. Es una cirugía relativamente larga y con un postoperatorio a veces complicado. Hoy en día, la mortalidad de la intervención, realizada en manos expertas, es prácticamente nula. La Quimioterapia y la Radioterapia son complementarias de la cirugía, tanto antes como después de la intervención. Ambos tratamientos, sobre todo con la incorporación de nuevos fármacos han logrado incrementar en 3-4 veces la supervivencia de estos pacientes. Al igual que sucede con otros tumores, todo tiempo que se va ganado en supervivencia permite que el paciente pueda recibir nuevos tratamientos.

 

El tratamiento paliativo se centra en disminuir los síntomas para mejorar la calidad de vida: aliviar el dolor y solucionar la obstrucción biliar y en su caso digestiva.

 

El dolor se controla habitualmente en las Unidades de Dolor y, en ocasiones, puede ser necesario recurrir a procedimientos de “destrucción” de los nervios afectados. La paliación de la ictericia se puede realizar mediante colocación de prótesis en la vía biliar obstruida.

 

Si te han diagnosticado de cáncer de páncreas forma equipo con tu médico.

 

Desde HC Marbella te recomendamos que consultes con tu médico los factores que él o ella está teniendo en cuenta a la hora de considerar las opciones de tratamiento y que lo valoréis conjuntamente.

 

En HC Marbella estamos convencidos de que escuchar a los pacientes, entender sus preocupaciones y las de sus seres queridos, y tener una discusión realista de las expectativas es fundamental para que los pacientes puedan tomar una decisión informada.

 
 

Hernán Cortés OncólogoDr. Hernán Cortés-Funes
Jefe de la Unidad de Oncología

 

 

mayo 16, 2018

 

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinFacebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedin

 

 

Leer otras noticias

Nombre y Apellidos *

Teléfono *

E-mail *

Especialista*

Detalles de la cita*

¿Desea recibir información de nuestro centro?

No

 

Por favor, escriba el código

captcha

 

 

Atención especializada

  • Oncología
  • Fertilidad
  • Ginecología
  • Urología
  • Cirugía general y digestiva
  • Traumatología y ortopedia
  • Atención al paciente

  • ¿Por qué HC Marbella?
  • Ingresos
  • Compañías aseguradoras
  • Equipo internacional
  • Profesionales HC

  • Sesiones clínicas
  • Empleo
  • Resultados
  • Suscríbase a nuestro newsletter

  • En HC Marbella podrá acceder a información de interés y de actualidad para la salud escrita por los diferentes profesionales de nuestras unidades médicas.
  • Suscribirse