Noticias HC

¿Qué es la Reumatología?

No es sencillo definir la reumatología pero para centrarlo podemos hablar principalmente de las enfermedades crónicas del aparato locomotor que incluye principalmente las articulaciones, la columna vertebral, los músculos y los tendones.

 

Las enfermedades reumáticas son una colección de alrededor de 400 trastornos diferentes que pueden ser muy diferentes en su impacto en el paciente, el pronóstico a largo plazo y el tratamiento necesario. Por lo tanto, una de las tareas más importantes del reumatólogo es encontrar el diagnóstico correcto.

 

Estas enfermedades, se pueden dividir en 3 bloques principales:

  1. Las enfermedades reumáticas inflamatorias
  2. Las enfermedades crónico-degenerativas
  3. Las enfermedades de otros campos que incluyen síntomas reumatológicos

 

1.-Las enfermedades reumáticas inflamatorias

Tienen un aspecto común – que son causadas por procesos autoinmunes, lo que significa que el sistema inmunológico que está trabajando sin cesar en la defensa del organismo contra los enemigos exteriores como las bacterias o los virus, es defectuoso en la forma en la que lucha contra los propios tejidos del cuerpo. Estos procesos afectan mayormente a cápsulas articulares, tejido conectivo y los tejidos que rodean los tendones. Esto explica por qué todos los síntomas clásicos de la inflamación se pueden encontrar en las estructuras afectadas – por ejemplo, en una articulación que podría existir dolor, hinchazón, enrojecimiento, calor y un deterioro de la función. Por otra parte , es importante mencionar que el proceso autoinmune no sólo puede atacar a las estructuras anteriormente mencionadas, sino también a una amplia variedad de otros tejidos, lo que explica la superposición de una inflamación del sistema locomotor y una amplia variedad de otros tejidos como piel, órganos internos y muchos más.

 

A menudo, el bienestar general del paciente se ve afectado por el cansancio, la pérdida de actividad e incluso depresión.  La enfermedad reumática inflamatoria más frecuente es la artritis reumatoide. Cuando se padece, sobre todo al principio, principalmente son las pequeñas articulaciones de los dedos de manos y pies se ven afectados, más tarde las articulaciones grandes como las rodillas, los hombros y las caderas. La inflamación en las articulaciones produce inflamación de la cápsula articular y el movimiento está restringido, un síntoma clásico es una rigidez de las articulaciones en las horas de la mañana.  Aproximadamente el 1% de la población mundial sufre de esta enfermedad, las mujeres tres veces más frecuente que los hombres.  Como es causada por un proceso autoinmune, es típico que la inflamación también se pueda detectar en la sangre y este resultado es importante para encontrar la terapia adecuada. Si la enfermedad no es tratada de manera eficiente, los daños a las estructuras articulares y más tarde los huesos adyacentes en sí mismos pueden derivar en la destrucción irreversible de las articulaciones con la dificultad resultante.

 

¿Cuáles son los fármacos usados ante las enfermedades reumáticas inflamatorias?  Afortunadamente, hoy en día tenemos un arsenal de fármacos que pueden detener la enfermedad en muchos casos, o al menos hacer el proceso mucho más lento y menos agresivo. La medicación estándar es del grupo de inmunosupresores. Los más importantes son los llamados «modificadores de la enfermedad fármacos antirreumáticos (DMARD)». Reducen la actividad exagerada del sistema inmune, pero esto es siempre un acto de equilibrio, ya que las funciones normales del sistema inmune se mantienen para permitir, por ejemplo, la necesaria defensa contra las enfermedades infecciosas.

 

La medicación clásica de este tipo (junto con algunos otros) es metotrexato que se administra en una dosis semanal baja. Los fármacos de este tipo normalmente necesitan un tiempo para establecer el efecto completo en el proceso de inflamación (semanas o meses), agotando la paciencia de los que sufren de ella. A la larga, estos medicamentos pueden detener el proceso destructivo de la enfermedad en un alto porcentaje, pero requieren un seguimiento continuo del paciente.  Como combinación con estas sustancias, los corticosteroides son una valiosa herramienta de apoyo especialmente en el período de espera cuando un efecto de la DMARDs aún no se ha alcanzado. Sin embargo, las dosis más altas para un largo tiempo deben evitarse. Pero a veces una combinación de FAME con baja dosis de cortisona es la mejor opción.  En los últimos años, un nuevo tipo de medicamento, los llamados «productos biológicos», fueron desarrollados para trabajar en las rutas específicas del sistema inmunológico y añadirse a los posibles remedios.

 

Son muy eficientes, pero pueden producir efectos secundarios muy graves, por lo que se usan en la mayoría de ocasiones en combinación con otros FAME en los casos graves. Sólo deben ser administrados por especialistas con experiencia en el campo. Muy a menudo la terapia DMARD es eficaz en la mayoría de las articulaciones afectadas, pero algunas articulaciones pueden reaccionar menos favorablemente.  La forma típica para comprobar la articulación es una ecografía, una radiografía o una resonancia magnética.  El reumatólogo puede proporcionar alivio al hacer la terapia local dirigida como pinchazos con sustancias antiinflamatorias o infiltraciones de los tejidos circundantes. Si, por desgracia, no es posible detener el proceso de la enfermedad antes de que ocurra el daño articular grave, pueden ser necesarios procedimientos quirúrgicos no sólo en forma de reemplazo de la articulación, pero antes de este último recurso, si fuera posible, se puede realizar una sinovectomía, una técnica quirúrgica donde el tejido inflamatorio de las articulaciones se saca para reducir al mínimo el proceso de inflamación.  No hay que olvidar que una fisioterapia continua es una opción muy importante que puede restaurar una gran cantidad de movilidad perdida para muchos pacientes.  En conclusión, el tratamiento de las enfermedades reumáticas inflamatorias necesita una atención continua del paciente y el especialista siempre debe tener una visión clara de todas las opciones posibles. 

 
 

2.- Las enfermedades crónico- degenerativas

Pueden verse como el resultado del proceso de desgaste de las estructuras del aparato locomotor, que afectan principalmente a las articulaciones que soportan peso, como las rodillas o las caderas. El ejemplo típico es una osteoartritis.  En comparación con las enfermedades inflamatorias que no afectan al sistema inmune y por lo tanto no producen huellas en la sangre.  A menudo, la medicación con analgésicos es necesaria para mantener móvil al paciente. Muy eficaz es la aplicación de sustancias como el ácido hialurónico directamente en la articulación a través de una punción. Las aplicaciones repetidas de este método pueden mantener la función de un gran número de articulaciones que de otro modo tendrían que ser operadas con el reemplazo de la articulación.

 

La operación de reemplazo de articulaciones es hoy en día muy a menudo y muy eficiente con éxito desde hace mucho tiempo, pero esta es siempre la última opción de mejorar la función de las articulaciones. Generalmente se lleva a cabo la técnica de “ojo de cerradura”, donde se extrae el tejido inflamación destructiva. En la mayoría de los casos ayudar a alargar el tiempo hasta que es necesario realizar una sustitución. Por lo tanto, es importante valorar los beneficios y riesgos de estas técnicas. La implantación de células madre se encuentra todavía en la etapa experimental, pero algún día podría ser útil para estabilizar el cartílago dañado.

 

En conclusión, las enfermedades crónico- degenerativa de la articulación no afectan directamente a todo el cuerpo. Eso hace que se tenga muy claro  que la terapia se centra directamente en la articulación afectada e implica menos medicamentos y más a menudo la terapia local y, finalmente, como último recurso la cirugía.

 
 

3.- El sistema locomotor puede verse afectada por una variedad de enfermedades que son sistémica, involucrando todo el cuerpo.

Por ejemplo, es bien sabido que durante una infección por un virus leve como un resfriado común, los músculos y articulaciones sufren dolor. De esta manera, muchas enfermedades, desde el campo de la medicina interna pueden tener síntomas en el aparato locomotor, de modo que una tarea del reumatólogo es comprobar si los síntomas que se asemeja a una enfermedad reumática son posiblemente causados por otras enfermedades y sólo son colaterales y temporales.

 

Una enfermedad frecuente que cae en esta tercera categoría es la fibromialgia, donde el paciente tiene un dolor severo en una variedad de puntos sensibles que se encuentran normalmente en los puntos donde los ligamentos están unidos a los huesos. Esto va acompañada de síntomas generales como fatiga, depresión, insomnio y dolores de cabeza. Mientras que los síntomas más notables están claramente relacionados con el aparato locomotor, la causa se encuentra a menudo en los niveles más bajos de un neurotransmisor cerebral llamado serotonina, lo que conduce a bajos umbrales de dolor o un aumento de la sensibilidad al dolor. Por lo que la fibromialgia es una enfermedad de la recepción del dolor y cuando se examinan los puntos sensibles, no se encuentra ningún cambio en las estructuras subyacentes de los músculos o ligamentos. Por tanto, la terapia adecuada es aumentar la cantidad de serotonina en el cerebro por las drogas y el dolor reduciendo la administración de medicamentos.

 

Esta introducción a las enfermedades más usuales de la reumatología pueden ayudar al paciente a entender un poco mejor este campo de la medicina y tener una imagen más clara para saber si es necesario buscar ayuda en un reumatólogo.

 

 

Dr. Konrad WienandsDr. Konrad Wienands

Especialista en Reumatología en HC Marbella Hospital Internacional

 

 

agosto 17, 2016

 

 

 

Leer otras noticias

A través del portal del paciente Mi HC también podrá coger cita y descargar resultados e informes.

Tfno.: +34 952 908 628

952908898 Oncología
951829978 Diagnóstico por imagen
951829947 Ginecología
952908897 Fertilidad
951829947 Fisioterapia

 






    ¿Desea recibir información de nuestro centro? *

     

     

    Atención especializada

    Atención al paciente

    Profesionales HC

    Suscríbase a nuestro newsletter

    Suscribirse