24H

+34 952 908 628

Noticias HC

Urología. #Cistitis

tratamiento_cistitis

 
 

¿Qué es la cistitis?

 

La cistitis es una infección de la vejiga que provoca escozor al orinar y una necesidad de ir al baño con mucha frecuencia. A menudo el término se utiliza erróneamente para referirse a diversas infecciones e irritaciones de las vías urinarias inferiores.

 

¿Por qué se padece cistitis?

 

La causa más frecuente de la cistitis es una infección provocada por bacterias intestinales que, desde el ano, llegan a la uretra (la uretra es el conducto que lleva la orina desde la vejiga hasta el exterior) y desde aquí hacia la vejiga. Se produce sobre todo en las mujeres, ya que tienen una uretra mucho más corta. En condiciones normales, la orina es estéril, es decir, en ella no hay bacterias ni ningún otro microbio.

 

Sin embargo, se pueden tener bacterias en la vejiga por diversos motivos, sin que aparezca ningún síntoma. Cuando una persona es incapaz de vaciar por completo su vejiga al orinar, se habla de retención de orina. Esta pequeña cantidad de orina que siempre queda en la vejiga puede acabar contaminándose de bacterias que hagan daño al revestimiento interno de la vejiga (mucosa vesical) y provoquen la infección.

 

Las bacterias pueden pasar a la uretra en diversas situaciones:

 

Higiene íntima incorrecta: la cistitis es especialmente frecuente en las mujeres. Las mujeres y las niñas deben limpiarse los genitales de delante a atrás, y no al revés, para evitar que las bacterias del intestino lleguen a la uretra.

 

Anomalías congénitas del aparato urinario: en caso de infecciones repetidas del aparato urinario, especialmente en los niños o varones jóvenes, es necesario descartar la existencia de una anomalía congénita (de nacimiento) del aparato urinario, que impida que la vejiga se vacíe por completo.

 

Aumento de tamaño de la próstata: cuando la próstata aumenta de tamaño (hiperplasia benigna de próstata), impide que la vejiga se vacíe totalmente, con lo que suele quedar permanentemente un residuo de orina en la vejiga.

 

Pacientes con sonda vesical: todos los pacientes que necesitan una sonda para orinar tienen bacterias en la vejiga, aunque generalmente no tengan síntomas. Al cambiar la sonda, se pueden producir pequeñas lesiones que pueden aumentar el riesgo de infección -cistitis- o incluso de infección de la sangre.

 

Embarazo: cuando una mujer embarazada tiene bacterias en la orina es necesario realizarle dos cultivos de orina, independientemente de si tiene o no síntomas. Si en los dos cultivos aparece el mismo tipo de bacterias hay que tratar la infección, ya que si no se hace existe el riesgo de que se produzca una pielonefritis (infección ascendente en los riñones), o un parto prematuro (en la última etapa del embarazo).

 

¿Cómo diagnostica el médico la cistitis?

 

En general, las cistitis son benignas, pero en ocasiones es difícil diferenciarlas de otras infecciones como la pielonefritis.

 

Por ello es aconsejable consultar a su médico para que realice el diagnóstico y si fuera necesario indicar un tratamiento, que por lo general suele ser un antibiótico.

 

Lo más importante para el diagnóstico es un análisis de orina, que puede realizarse de modo sencillo simplemente con una tira reactiva, un sistema muy rápido y fiable que indica con gran aproximación si existe infección en la orina.

 

Recomendaciones desde la Unidad de Urología de HC Marbella ante una cistitis.

 

Algunas claves:

 

● Es importante beber muchos líquidos para limpiar bien la vejiga: unos dos litros diarios como mínimo.

 

● Evitar el consumo de alcohol y de cafeína.

 

● Orinar inmediatamente después de las relaciones sexuales ayuda a eliminar las bacterias que pueda haber en la uretra.

 

Al orinar, es necesario vaciar completamente la vejiga. Es una mala costumbre sentarse en el baño inclinada hacia delante.

 

● Tratar de orinar al menos cada tres horas. Las mujeres que evitan orinar durante largos periodos de tiempo contraen más infecciones del aparato urinario.

 

Para una buena higiene, utilizar jabones o geles con un pH neutro.

 

No es nada recomendable automedicarse y tomar antibióticos por su cuenta, pues un tratamiento equivocado puede ayudar al mantenimiento de la infección y favorecer la aparición de resistencias a los antibióticos en las bacterias implicadas. Esto puede provocar el consiguiente agravamiento de la infección y más difícil solución a posteriori.

 

 

noviembre 27, 2018

 

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinFacebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedin

 

 

Leer otras noticias

Nombre y Apellidos *

Teléfono *

E-mail *

Especialista*

Detalles de la cita*

¿Desea recibir información de nuestro centro?

No

 

Por favor, escriba el código

captcha

 

 

Atención especializada

  • Oncología
  • Fertilidad
  • Ginecología
  • Urología
  • Cirugía general y digestiva
  • Traumatología y Ortopedia
  • Atención al paciente

  • ¿Por qué HC Marbella?
  • Ingresos
  • Compañías aseguradoras
  • Equipo internacional
  • Profesionales HC

  • Sesiones clínicas
  • Empleo
  • Resultados
  • Suscríbase a nuestro newsletter

  • En HC Marbella podrá acceder a información de interés y de actualidad para la salud escrita por los diferentes profesionales de nuestras unidades médicas.
  • Suscribirse