Testimonios

¿De qué color es el cariño?

carta a enfermera de oncologíaQuerida María:

 

Qué difícil expresar con palabras lo que siento.

 

¿De qué color es el cariño?

  • El cariño algunas veces es azul, como las lágrimas de agua salada que derramos cuando me siento en el sillón del box 1. Azul, como el cielo que veo por mi ventana cuando me pones agua en el pelo y me peinas cuidadosamente antes de colocarme el casco.
  •  

  • Algunas veces, el color del cariño es amarillo, como el gorro del perro de la patrulla canina que me pones, amarillo como la tortilla de patata de Tony.
  •  

  • Otras veces el color del cariño es rojo, porque los días que no vienes me enfado y te echo de menos y son los días que se me olvida cómo funciona mi pick y lo que me importa mi bioconector.
  •  

  • A veces el color del cariño es negro, pues hay días que vengo pesimista y te pregunto una y otra vez lo mismo: ¿me voy a poner buena?
  •  

  • Sin embargo, la mayoría de los días el color del cariño es verde, verde como el tapón de clorhexidina de mi pick. Verde porque es el color de la esperanza, esa que tú me transmites desde mi primera sesión, esperanza, ilusión, ternura, paciencia, cariño que tú has demostrado tener en mí y en tu trabajo.

 

Luego pensarás que ya tengo el color del cariño y que dependiendo del día, es uno u otro, ¿pues sabes qué? Que no es del todo cierto porque pienso que eres igual que la manta de muchos colores que siempre me preparas dobladita en el sillón para que me abrigue y me dé calor. Ese calor que necesito cuando comienza el frío interior, que me provoca la quimioterapia, esa manta de colores es muy gustosa, igual que tus palabras de aliento. Esa manta de colores me hace estar cómoda y tranquila como tu voz ha hecho la misma función con la serenidad y paciencia con la que me hablas mientras estoy conectada a mis botes.

 

María, gracias por tu tiempo, tu paciencia, tu profesionalidad y tu cariño de mil colores como la manta.

No olvides que eres una enfermera lindísima que derrocha simpatía y aún siendo guapísima, lo eres aún más por dentro, de eso estoy segura.

 

Gracias por tu saber estar a la altura de un área tan compleja como es la oncología y de ser la enfermera Premium que dista la diferencia de cualquier hospital convencional.

 

María, mil gracias por estos seis meses a mi lado. Quien siembra, siempre recoge en cualquier forma. Tú estás sembrando en personas con una situación complicada. Tú has sembrado en mí, y aquí tienes una amiga para siempre.

 

Te dije que te haría varios regalos a lo largo del tratamiento y pienso que ni las Vans, ni la pulsera, ni el embutido te van a gustar tanto como esta muñeca que se llama María y es un ejemplo de superación.

 
 
María Garrido
 
 

María es mi muñeca y ahora María también es la tuya. Cada vez que la mires y la huelas, te acordarás de mí y de mi paso por tu vida. Gracias por trabajar en un área tan difícil y hacerlo tan bien.

 
 

¿De qué color es el cariño?

El cariño es la esencia que siembra alguien como tú en alguien como yo.

Mil gracias por ser mi enfermera y sembrar esperanza en mí.

 
 

carta a María

 
 

carta paciente de oncología

 

 

Leer otros testimonios

Tfno.: +34 952 908 628

952908898 Oncología
951829978 Diagnóstico por imagen
951829947 Ginecología
952908897 Fertilidad
951829947 Fisioterapia

 


Escríbanos






¿Desea recibir información de nuestro centro? *

captcha

 

 

Atención especializada

Atención al paciente

Profesionales HC

Suscríbase a nuestro newsletter

Suscribirse