Noticias HC

Oncología. #Obesidad y Cáncer

*La obesidad pronto superará el tabaquismo como principal causa de cáncer.

*El 30 por ciento de la población mundial tiene sobrepeso u obesidad.

*La obesidad es responsable de alrededor del cinco por ciento de todas las muertes cada año, en todo el mundo.

Evolución de la obesidad

 

La obesidad es un importante problema de salud pública en Estados Unidos, y las tasas han aumentado dramáticamente desde 1990 en todo el mundo, España incluida. En muchos estados americanos, más del 36% de los adultos y el 17.0% de los niños y adolescentes son obesos. En España, las cifras no son muy diferentes, según muestran los datos del Estudio Nutricional de la Población Española (ENPE). Esto significa que estas personas tienen demasiada grasa corporal en comparación con el tejido corporal magro, como los músculos. Hay muchos factores que pueden causar sobrepeso u obesidad, incluidos factores genéticos, hormonales, ambientales, emocionales y culturales.

 

La obesidad contribuye de forma significativa a desarrollar las principales enfermedades no transmisibles incluidas las enfermedades cardiovasculares, la diabetes y cáncer, tanto en términos de riesgo como de mortalidad. Hasta 84,000 diagnósticos de cáncer cada año se atribuyen a la obesidad, y el sobrepeso y la obesidad están implicados en 15% a 20% de la mortalidad total relacionada con el cáncer.

 

Comprender el aumento de peso y el riesgo de cáncer.

 

Varios estudios han explorado por qué tener sobrepeso u obesidad puede aumentar el riesgo y el crecimiento del cáncer. Entre las posibles causas por las que la obesidad está relacionada con el cáncer incluyen:

 

● Aumento de los niveles de insulina y del factor de crecimiento de la insulina-1 (IGF-1), lo que puede ayudar a desarrollar algunos cánceres.

 

Inflamación crónica leve, que es más común en personas que son obesas y está relacionada con un mayor riesgo de cáncer.

 

● Cantidades más altas de estrógeno producido por tejido graso, lo que puede impulsar el desarrollo de algunos cánceres, como cáncer de mama y endometrio.

 

● Las células grasas también pueden afectar los procesos que regulan el crecimiento de células cancerígenas.

 

La obesidad pronto superará el tabaquismo como principal causa de cáncer.

 

Durante décadas, fumar fue una de las causas principales de cáncer, pero eso está a punto de cambiar.

 

La obesidad probablemente ocupe ese lugar preferente como la principal causa de 10 tipos diferentes de cáncer en la próxima década, según afirman especialistas en cáncer reunidos en la Reunión Anual de la Sociedad Estadounidense de Oncología Clínica (ASCO).

 

Por tanto, es necesario crear conciencia sobre la relación entre la obesidad y el riesgo de cáncer, pues a pesar de las fuertes conexiones entre la obesidad y cáncer, la mayoría de las personas no saben que la obesidad aumentará su riesgo de desarrollar cáncer o de morir de cáncer. Y es que la obesidad se asocia además con un peor pronóstico tras el diagnóstico de cáncer y también afecta negativamente a la administración de terapia oncológica sistémica y puede aumentar el riesgo de segundos tumores malignos y comorbilidades.

 

Las investigaciones muestran que el tiempo posterior a un diagnóstico de cáncer puede ser un buen momento para motivar a las personas a adoptar estilos de vida saludables que reducen el riesgo, como perder peso, dejar de fumar, alimentarse mejor, hacer ejercicio, etc.

 

El ejercicio debería prescribirse como parte del tratamiento del cáncer.

 

Afortunadamente, los investigadores están empezando a reconocer el poder de los cambios en el estilo de vida sobre los medicamentos en el tratamiento de la obesidad.

 

Está científicamente demostrado que el ejercicio físico correctamente prescrito puede realizarse sin riesgo durante los tratamientos de quimioterapia y radioterapia y después de ellos. Ahora bien, es preciso ajustar su intensidad, duración, frecuencia semanal y tipo de ejercicio al estado general del paciente. La clave está en que el ejercicio no suponga un riesgo, es decir, cuando el cirujano lo permita en el caso de que haya habido cirugía y/o cuando el oncólogo considere que el estado general del paciente en relación con la quimioterapia y/o radioterapia es adecuado.

 

El Dr. Hernán Cortés- Funes, Director de la Unidad de Oncología de HC Marbella, asistente a la Reunión señala que: “El ejercicio es tan potente contra el cáncer que debería prescribirse siempre como parte del tratamiento de la enfermedad, porque el ejercicio crea un ambiente hostil para las células cancerosas”.

 

Fuentes: AMERICAN Society of Clinical Oncology (ASCO/) National Cancer Institute. Obesity and Cancer.

 

 

julio 17, 2018

 

FacebooktwitterpinterestlinkedinFacebooktwitterpinterestlinkedin

 

 

Leer otras noticias

Tfno.: +34 952 908 628

952908898 Oncología
951829978 Diagnóstico por imagen
951829947 Ginecología
952908897 Fertilidad
951829947 Fisioterapia

 


Escríbanos






¿Desea recibir información de nuestro centro? *

captcha

 

 

Atención especializada

Atención al paciente

Profesionales HC

Suscríbase a nuestro newsletter

Suscribirse