Noticias HC

¿Cuál es tu #fototipo de piel?

 
 

Después de abordar en nuestro anterior artículo la importancia de la protección frente al sol, sobre todo en la infancia y la adolescencia; hoy conocemos los diferentes fototipos cutáneos.

 

Se conoce como fototipo a la capacidad de la piel para responder a las radiaciones UV. Existen seis tipos de fototipos de piel, desde el I al VI:

 

Fototipo I: Se queman fácilmente y nunca se broncean. Necesitan protección total. Pelirrojos y de piel blanca, pecosos.

 

Fototipo II: Se queman con facilidad y se broncean poco. Necesitan protección alta. Rubios y de piel clara.

 

Fototipo III: Se queman de forma moderada y se broncean progresivamente. Protección media. Pelo castaño y piel clara-mate.

 

Fototipo IV: Se queman poco y se broncean. Protección mínima. Latinos.

 

Fototipo V: Casi nunca se queman, siembre están bronceados. Árabes. Asiáticos.

 

Fototipo VI: Raramente se queman, muy pigmentados. Negros.

 

El tiempo de exposición necesario para la aparición de quemaduras varía con cada uno de ellos. El tipo I unos 10 minutos. El tipo II entre 15-20 minutos. El tipo III 30 minutos. El tipo IV entre 30-45 minutos. Los tipo V y VI alrededor de 60 minutos.

 

Actualmente existen multitud de productos que nos protegen del sol y, dependiendo de las sustancias que contengan, consiguen evitar que los rayos UV lleguen a la piel. Existen varios tipos:

 

-Con filtros físicos o inorgánicos. Actúan a modo de pantalla. Reflejan la radiación y la dispersan, con muy poca absorción. Dejan aspecto blanquecino.

-Con filtros químicos u orgánicos. Los más utilizados. Actúan absorbiendo la radiaciones UV, transformando los UV de alta energía en UV de baja energía, inocuos para la piel.

-Con filtros mixtos. Tienen unas partículas que reflejan y dispersan las radiaciones UV y otras que las absorben.

 

El factor de protección (FPS) es el tiempo que la piel tardaría en quemarse estando protegida. P.ej.: Si un individuo se expone al sol sin quemadura durante 10 minutos, al aplicarse de forma correcta un producto con FPS 15 podría mantenerse sin quemadura, 10 min x 15 FPS = 150 minutos.

 

Los protectores solares recogen la composición cualitativa de los filtros, y en su etiqueta deben consignar “amplio espectro” (filtra UVA como UVB) y tener claro el FPS. Los productos con FPS 30 absorben más del 92% de la UVB y las FPS 50 absorben hasta el 97%. Los de FPS +50 pueden proteger más tiempo, pero la diferencia de protección es similar.

 

Existen en cremas, spray, emulsión, espuma, gel,….y se aplican en toda la piel expuesta; sin olvidar orejas, cuello, labios y dorso de los pies. De forma abundante (2 mg/cm2) pero del punto de vista práctico que cubra de manera uniforme toda la superficie expuesta. Repetir la aplicación cada dos horas, después de meterse en agua, practicar ejercicio o sudoración excesiva.

 

La ropa es muy importante, el grado de protección varía con el color, tejido y elasticidad. Existen prendas de alto nivel de protección y registrado el % en las etiquetas, la mayor protección las ofrecen las fibras sintéticas, oscuras y elásticas (poliester, lycra, naylon,…)

 

Gorra o sombrero, camisetas de algodón, preferible de manga larga, pantalones y gafas de sol.

 

Dr. Francisco Canca DoblasDr. Francisco Canca Doblas
Especialista en Pediatría

 

 

septiembre 19, 2017

 

 

 

Leer otras noticias

A través del portal del paciente Mi HC también podrá coger cita y descargar resultados e informes.

Tfno.: +34 952 908 628

952908898 Oncología
951829978 Diagnóstico por imagen
951829947 Ginecología
952908897 Fertilidad
951829947 Fisioterapia

 






    ¿Desea recibir información de nuestro centro? *

     

     

    Atención especializada

    Atención al paciente

    Profesionales HC

    Suscríbase a nuestro newsletter

    Suscribirse