Noticias HC

Dermatología #Terapia Fotodinámica

La terapia fotodinámica es  una herramienta terapéutica en la que se combinan la aplicación de una crema (agente fotosensibilizante) y la posterior exposición a una lámpara especial por un periodo de tiempo específico para el tratamiento de varias enfermedades de la piel.

 

La terapia fotodinámica es un procedimiento terapéutico que se utiliza en medicina, principalmente en dermatología, para el tratamiento de varias enfermedades de la piel, sobre todo lesiones precancerosas  (queratosis actínicas), el cáncer de piel (carcinoma basocelular y carcinoma espinocelular o escamocelular  in situ o enfermedad de Bowen), y ha mostrado también su utilidad en algunas enfemedades inflamatorias de la piel, además de en el fotorejuvenecimiento.

 
 

Terapia fotodinámica paciente

 
 

¿Qué es la Queratosis Actínica?

La queratosis actínica (QA) se muestra como una formación escamosa o costrosa que aparece en la superficie de la piel. La base puede ser clara u oscura, de colores tostados, rosa, roja o una combinación de ellos. Esta  lesión de la piel se desarrolla, por lo general,  lentamente.

 

La queratosis actínica suele aparecer en la cara, cuero cabelludo, dorso de las manos y antebrazos, etc., es decir, en las zonas del cuerpo que están más expuestas a la luz solar. La exposición solar acumulada a lo largo de los años es el principal motivo de su desarrollo.

 
 

La importancia del diagnóstico precoz

La queratosis actínica puede ser el primer paso en el desarrollo del cáncer de piel. Es, por lo tanto, un precursor del cáncer o precáncer, de ahí la importancia de su diagnóstico precoz y tratamiento.

 

Si se tratan precozmente, casi todas las queratosis actínicas se pueden eliminar antes de que se conviertan en cáncer de piel. Pero si no son tratadas, se estima que aproximadamente entre  5 y el 10% de estas lesiones pueden progresar hasta un carcinoma espinocelular.

 
 

¿Qué es el Carcinoma Basocelular?

El Carcinoma Basocelular (CB) es el tumor cutáneo maligno más frecuente, llega a suponer más del 60% de los tumores de piel y su incidencia aumenta con la edad.

 

Aunque es un tumor maligno, rara vez llega a metástasis, pero si tiene poder destructor en zonas locales, por lo que su diagnóstico precoz es un elemento fundamental para su óptimo tratamiento.

 
 

La Terapia Fotodinámica

Este método consiste en aplicar una crema específica (metil-aminolevulinato) sobre la zona a tratar, que será absorbida sólo por las células tumorales. Tras el paso de unas 2-3 horas, se retiran los apósitos y se expone la zona afectada a una lámpara de luz roja. De esta forma, se estimula la generación de radicales libres sólo en la zona afectada, lo que provoca la destrucción de las células tumorales.

 

Sus grandes ventajas son su especificidad, su selectividad (ya que no daña el tejido sano), su seguridad y sus escasos efectos secundarios.

 

Su aplicación puede, asimismo, mejorar los resultados de otras técnicas, como la cirugía, ya que, al aplicarlo, delimita mejor la zona afectada y hace más fácil la intervención.

 

Además, puede servir de guía como método de detección de las lesiones mediante fluorescencia, delimitando la lesión y determinando cuál es su alcance.

 
 

¿Cómo es el tratamiento?

 

  • El día del tratamiento se retiran las costras de la lesión, se aplica la crema y se deja cubierta de 2 a 3 horas. Durante este período, el paciente puede regresar a su casa o al trabajo. A su regreso, se retira la crema y se procede a iluminar la zona que hay que tratar durante aproximadamente 10 minutos. En caso de los carcinomas, se requieren dos sesiones de tratamiento. Excepcionalmente, pueden requerirse sesiones adicionales.
  •  

  • Durante la aplicación de la luz, el paciente puede acusar picor, ardor, calor o dolor que se alivian con el uso de aire frío, agua fría en aerosol o algún anestésico de uso local. Después del tratamiento, puede tener picor o ardor durante uno o dos días. Además, pueden aparecer inflamación, costras y piel bronceada que mejorarán durante los días siguientes.
  •  

  • La herida debe mantenerse cubierta durante 24 horas, ya que durante este período el área tratada es sensible a la luz. El paciente puede ducharse normalmente, debiendo mantener seca la herida. En caso de dolor, puede tomar paracetamol u otro analgésico que le prescriba el médico. También debe seguir los cuidados locales indicados por el médico.
  •  

  • La costra se desprende alrededor de 7 a 10 días tras la iluminación.
  •  

  • La piel se cura en 2 a 3 semanas después de la iluminación. Puede producirse eritema y edema.
  •  

  • Después de 3 meses la piel es, en general, completamente normal.

 

 
 

En la Unidad de Dermatología de HC Marbella contamos con la tecnología más avanzada para el tratamiento de estas lesiones, y ponemos a su disposición una técnica no invasiva como es la Terapia Fotodinámica.

 

Fuentes: AEDV / Cancer. Gov /HC Marbella

 

 

julio 24, 2019

 

FacebooktwitterpinterestlinkedinFacebooktwitterpinterestlinkedin

 

 

Leer otras noticias

Tfno.: +34 952 908 628

952908898 Oncología
951829978 Diagnóstico por imagen
951829947 Ginecología
952908897 Fertilidad
951829947 Fisioterapia

 


Escríbanos






¿Desea recibir información de nuestro centro? *

captcha

 

 

Atención especializada

Atención al paciente

Profesionales HC

Suscríbase a nuestro newsletter

Suscribirse