Noticias HC

#Disfunciones Sexuales Femeninas

mujerLas disfunciones sexuales femeninas se producen cuando algún/os cambio/s en la respuesta sexual de la mujer le provoca un malestar.

 

Según la OMS, las disfunciones sexuales constituyen uno de los problemas más importantes que afectan a la salud sexual. La sexualidad es un aspecto central de la calidad de vida e influye en su nivel de bienestar físico, psicológico y social.

 

Aproximadamente un 46% de mujeres entre 40 y 80 años presentan alguna disfunción sexual y su prevalencia aumenta con la edad.

 

Las disfunciones sexuales pueden afectar a cualquiera de las áreas de la respuesta sexual: deseo, excitación, orgasmo. Además, puede presentarse dolor en las relaciones. Cualquiera de estas dificultades puede generar insatisfacción y, de forma indirecta, provocar una disminución del deseo sexual.

 
 

Trastorno de deseo

La disminución del deseo sexual es el motivo de consulta más frecuente. La mujer refiere no tener ganas de mantener relaciones sexuales, ni de responder a las invitaciones de su pareja, ni presenta fantasías o pensamientos eróticos.

 

Muchas veces se comprueba que la disminución del deseo es secundaria a otras disfunciones sexuales, o a la toma de algunos medicamentos, a la presencia de enfermedades, como diabetes, alteraciones tiroideas, o a problemas como baja autoestima, cansancio, cambios de humor, dificultades en la relación de pareja, etc.

 

Una de las asociaciones más frecuentes es la que produce bajo deseo y alteraciones en la excitación (trastorno del interés/excitación sexual femenina).

 

Trastorno de excitación sexual

La respuesta sexual excitatoria consiste en una serie de cambios físicos y psicológicos que se producen en torno al estímulo sexual. Entre los cambios físicos más destacados están la llegada al clítoris de sangre de forma abundante, el alargamiento del fondo vaginal y la lubricación. Todos estos mecanismos, que hacen más agradables las sensaciones sexuales, dependen de que la persona esté psicológicamente motivada para el encuentro sexual, y de que las estructuras que participan (paredes vaginales, vasos sanguíneos, etc) estén sanas.

 

El trastorno de la excitación provoca que las sensaciones sexuales no sean agradables, o sean menos percibidas, o resulten insatisfactorias.

 

Trastornos del orgasmo

Consisten en ausencia, retraso marcado, o disminución de la intensidad o de la percepción del orgasmo, a pesar de conservar el deseo y la excitación. Es frecuente que se asocie a disminución de la excitación, y que genere falta de deseo por la insatisfacción que conlleva.

 

Trastornos por dolor

El dolor en las relaciones sexuales puede producirse en las zonas más externas de la vulva, en la entrada de la vagina, si hay penetración (con pene, juguetes, dedos), en la profundidad de la pelvis, o tras un orgasmo. Frecuentemente se debe a causas físicas: déficit de estrógenos tras la menopausia, o durante la lactancia materna, e infecciones son los fenómenos más relacionados con el dolor superficial, mientras que la endometriosis y los tumores pelvianos pueden estar relacionados con el dolor en profundidad. También existen causas psicológicas, además de la posibilidad de que el miedo al dolor, tras haber tenido una o varias experiencias dolorosas, condicione una contracción involuntaria de la vagina, o dificulte la relajación necesaria para percibir las sensaciones placenteras.

 
 

Diagnosticar las Disfunciones Sexuales Femeninas

Las disfunciones sexuales se diagnostican en la mayoría de los casos mediante la realización de una adecuada historia clínica. En ella se indaga sobre la posibilidad de que existan enfermedades, tratamientos médicos o quirúrgicos que puedan asociar problemas sexuales, además de profundizar en los aspectos psicológicos o relacionales que puedan influir.

 

En algunos casos se pueden prescribir estudios analíticos o de otro tipo, en función de los hallazgos, todo ello para mejorar el abordaje terapéutico, que frecuentemente incluye más de una posibilidad.

 

La mejor garantía de obtener un diagnóstico diferencial, imprescindible para optimizar los recursos terapéuticos, es acudir a un/a profesional Sexólogo/a.

 
 

Toda disfunción tiene una solución

Y la solución es diferente para cada mujer, porque cada mujer y sus circunstancias son diferentes. Habitualmente se recurre al tratamiento combinado, que interviene en las cuestiones médicas, pero además puede revisar los factores emocionales y/o relacionales que puedan influir de forma beneficiosa en la evolución del cuadro clínico.

 
 

Tratamiento no médico

Existen tratamientos médicos para gran parte de las disfunciones sexuales, pero en todas ellas el abordaje terapéutico asocia una serie de consejos que han demostrado mejorar la calidad de vida, la respuesta sexual y la vivencia de la sexualidad.

 

Entre ellos:

 

  • Reordene sus prioridades para tener tiempo para sí misma y sufrir menos estrés.
  • Mantenga unos hábitos de vida saludables: ejercicio físico no extenuante, cuidado de la alimentación, no abusar de sustancias nocivas (tabaco, alcohol, etc).
  • Mejore la comunicación con su pareja y la calidad del tiempo que comparten.
  • Intente desdramatizar sus problemas sexuales, mejorar la tolerancia a la frustración, y flexibilizar sus metas. Introduzca juegos nuevos, tanto para la conquista como durante los encuentros sexuales.
  • El uso de lubricantes mejora las sensaciones sexuales. Tal vez se pueda beneficiar del uso de algún juguete sexual o dispositivo para la mejora de la excitación y de la experiencia sexual.
  • Pida ayuda a un/a profesional Sexólogo/a, quien le explicará de forma individualizada y adaptada a sus circunstancias cómo implementar estos consejos y le prescribirá los recursos médicos que necesite.
  • Si sus dificultades sexuales están relacionadas con la menopausia, sepa que existen multitud de tratamientos con eficacia probada, tanto de uso local como de uso general.

 
 

Dra. Jurado
Dra. Ana Rosa Jurado

Especialista en Sexología Médica.

Fuentes: Departamento de Sexología Médica HC Hospital Internacional de Marbella

 

 

febrero 6, 2020

 

FacebooktwitterpinterestlinkedinFacebooktwitterpinterestlinkedin

 

 

Leer otras noticias

Tfno.: +34 952 908 628

952908898 Oncología
951829978 Diagnóstico por imagen
951829947 Ginecología
952908897 Fertilidad
951829947 Fisioterapia

 


Escríbanos






¿Desea recibir información de nuestro centro? *

captcha

 

 

Atención al paciente

  • 952908898 Oncología
  • 951829978 Diagnóstico por imagen
  • 951829947 Ginecología
  • 952908897 Fertilidad
  • 951829947 Fisioterapia
  • 952908131 Farmacia hospitalaria

Suscríbase a nuestro newsletter

  • En HC Marbella podrá acceder a información de interés y de actualidad para la salud escrita por los diferentes profesionales de nuestras unidades médicas.
Suscribirse