24H

+34 952 908 628

Noticias HC

Salud Masculina. #Impotencia o #Disfunción Eréctil

Artículo Impotencia Masculina

La vergüenza a consultar con un especialista y las falsas creencias son las causas  de la demora en poner remedio a la impotencia.

 

La salud sexual es actualmente un importante factor en la calidad de vida de las personas. La impotencia sexual, a pesar de no ser un problema de salud que acarree riesgos de vida, puede traer consecuencias indeseables en la vida personal del paciente, influyendo en sus relaciones y en su autoestima, pudiendo, incluso, llevar al paciente a la depresión.

 

Desde HC Marbella te recomendamos vencer el miedo, la vergüenza y las falsas creencias que muchos hombres tienen y que les hacen ser reacios a ir a un urólogo a contarle que sufren un problema de erección, una patología para la disponemos actualmente de tratamientos que permiten mantener relaciones de modo satisfactorio.

 

¡Pero no todo es impotencia!

 

Tener dificultad eventual en la erección no se considera impotencia. Para considerarlo como tal, el hombre necesita ser incapaz de tener o mantener erecciones en por lo menos 75% de las veces. No conseguir tener erección satisfactoria una vez u otra es completamente normal y pasa con todos los hombres, incluso con los más jóvenes. Asimismo, es importante diferenciar la impotencia sexual de la falta de libido. En la disfunción eréctil, el hombre siente deseo sexual pero es incapaz de mantener o iniciar una erección satisfactoria. En la falta de libido, la erección no se da debido a la ausencia de interés sexual.

 

Causas de la impotencia sexual: no solo es la edad.

 

Pese a que la edad es popularmente conocida como el principal factor de riesgo de disfunción eréctil, en realidad, no es el envejecimiento el principal culpable, sino las enfermedades que surgen con él. Una persona mayor y completamente saludable sin medicamentos es plenamente capaz de conseguir erecciones satisfactorias en la mayoría de los casos. “Un hombre saludable de 65 años puede tener más «potencia» que un hombre de 40 años con antecedentes de diabetes y enfermedades cardiovasculares”, comentan desde la Unidad de Urología de HC Marbella”.

 

Diabetes, hipertensión, obesidad, enfermedad cardiovascular, dislipemia, tabaquismo, alcoholismo, insuficiencia renal crónica, enfermedades del tiroides, cirugía prostática están entre las enfermedades y problemas más relacionados con la disfunción eréctil. Y para empeorar el cuadro, muchos de los medicamentos usados en el tratamiento de estas enfermedades también contribuyen a la disfunción eréctil. “Antidepresivos y antihipertensivos son los principales”.

 

La impotencia también puede tener origen psicológico.

 

No toda disfunción eréctil está relacionada a alguna enfermedad orgánica; factores psicológicos también pueden ser los responsables. El estrés del día a día puede causar pérdida de concentración y disminución de la libido, interfiriendo en el rendimiento masculino. Problemas profesionales, financieros o matrimoniales son las causas más comunes.

 

La impotencia tiene tratamiento.

 

Como en la mayoría de los casos de disfunción eréctil existe una causa orgánica de fondo, un mejor control de las enfermedades crónicas, del ambiente hormonal y la suspensión, en la medida de lo posible, de fármacos que puedan causar dificultades, son importantes en el tratamiento de la disfunción eréctil.

 

Hacia finales de los 90 hubo una revolución en el tratamiento de la impotencia sexual con la salida al mercado de los fármacos inhibidores de la Fosfodiesterasa Tipo 5 como Viagra® (Sildenafil), Levitra® (Vardenafil) o Cialis® (Tadalafil). Estos fármacos no deben ser usados sin supervisión médica, no sólo por los riesgos de los efectos adversos, sino también porque sin una completa evaluación pueden resultar ineficaces. Si el paciente presenta, por ejemplo, deficiencia de la testosterona, el uso exclusivo de Viagra® no resolverá su problema.

 

Estos fármacos son actualmente la primera elección en el tratamiento de la impotencia y presentan una eficacia superior al 70%. Cuando no hay respuesta o cuando el paciente no puede tomar estos fármacos, existen otras opciones de tratamiento, como la administración de drogas con inyección intrapeniana o intrauretral. Existen también algunos aparatos que actúan creando vacío, favoreciendo la circulación de la sangre hacia el pene.

 

Para los pacientes que no responden a nada, existen prótesis internas con muy buenos resultados funcionales y estéticos.

 

Si tienes un problema de impotencia no demores en consultarnos, hay mucha falsa creencia alrededor de ello. En HC Marbella lo trataremos con naturalidad, seriedad y confidencialidad.

 

 

diciembre 11, 2018

 

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinFacebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedin

 

 

Leer otras noticias

Nombre y Apellidos *

Teléfono *

E-mail *

Especialista*

Detalles de la cita*

¿Desea recibir información de nuestro centro?

No

 

Por favor, escriba el código

captcha

 

 

Atención especializada

  • Oncología
  • Fertilidad
  • Ginecología
  • Urología
  • Cirugía general y digestiva
  • Traumatología y Ortopedia
  • Atención al paciente

  • ¿Por qué HC Marbella?
  • Ingresos
  • Compañías aseguradoras
  • Equipo internacional
  • Profesionales HC

  • Sesiones clínicas
  • Empleo
  • Resultados
  • Suscríbase a nuestro newsletter

  • En HC Marbella podrá acceder a información de interés y de actualidad para la salud escrita por los diferentes profesionales de nuestras unidades médicas.
  • Suscribirse