cirugía ginecológica
cirugía ginecológica

Ginecología oncológica

cánceres ginecológicos

En la unidad de ginecología de HC Marbella estamos especializados en la prevención y diagnóstico precoz de los cánceres de mama, ovario, útero, cérvix uterino y vagina.

 

Nuestro centro oncológico cuenta con una unidad de tumores ginecológicos que ofrece a las pacientes el diagnóstico y el tratamiento de estas patologías.
 
Está formada por un equipo de especialistas de ginecólogos, cirujanos, oncólogos, radioterapeuta, radiólogos, especialistas en consejo genético, patólogos que trabajan de manera multidisciplinar con el objetivo de ofrecer el mejor tratamiento posible.
 
Existen diferentes tipos de cánceres ginecológicos según se encuentren en ovario, útero y cérvix.

 
 

 
 

El cáncer de cuello uterino es el segundo cáncer femenino más frecuente en el mundo después del de mama y el quinto de todos los cánceres.

 

Existe evidencia clara de que la detección temprana del cáncer de cuello uterino y de las lesiones precancerosas conlleva en la mayoría de los casos la curación.

 

El cáncer de cuello de útero o cérvix es un tipo de cáncer que se produce en las células del cuello uterino, la parte inferior del útero que conecta con la vagina.

 

Varias cepas del virus del papiloma humano (VPH), una infección de transmisión sexual, pueden causar la mayoría de los cánceres de cuello uterino.

 

Cuando se expone al VPH, el sistema inmunológico de una mujer generalmente destruye el virus, de hecho, la mayoría de las infecciones desaparecen por sí solas. Sin embargo, en un pequeño grupo de mujeres, el virus sobrevive durante años, lo que contribuye a que algunas células de la superficie del cuello uterino se conviertan en células cancerosas.

 
 

¿Cómo suele comenzar?

Las mujeres con cánceres de cuello uterino en etapa temprana y precancerosa no suelen presentar síntomas. Los síntomas a menudo no comienzan hasta que un precáncer se torna en un cáncer invasivo y crece hacia el tejido adyacente. Cuando esto ocurre, los síntomas más comunes son:

 

  • Sangrado vaginal anormal, tal como sangrado después de sostener relaciones sexuales, después de la menopausia, sangrado y manchado entre ciclos y ciclos menstruales que duran más tiempo o con sangrado mayor de lo habitual.
  • Una secreción vaginal inusual (la secreción puede contener algo de sangre y se puede presentar entre sus ciclos o después de la menopausia).
  • Dolor durante las relaciones sexuales (coito vaginal).

 

Sin embargo, estas señales y síntomas también pueden ser causados por otras condiciones que no son cáncer de cuello uterino. Por ejemplo, una infección puede causar dolor o sangrado. Aun así, si presentas cualquiera de estos síntomas, debes consultar inmediatamente a tu médico (aunque te hayas estado haciendo regularmente citologías).

 
 

¿Cuáles son los factores de riesgo?

Este tipo de cáncer generalmente está ocasionado por el virus del papiloma humano (VPH), que se transmite durante las relaciones sexuales. Este virus también es el causante de las verrugas genitales.

 

El riesgo de desarrollar un cáncer de cuello uterino es mayor en los siguientes casos:

  • Tener relaciones sexuales desde una edad temprana
  • Tener más de una pareja sexual
  • Tener relaciones sexuales con hombres cuyas parejas anteriores han tenido infección por HPV.
  • Fumar cigarrillos
  • Tener un sistema inmunitario debilitado (debido a un trastorno, como el cáncer, el sida o estar en tratamiento con corticoides)

 
 

 ¿Qué métodos se utilizan para detectarlo?
  • Citología vaginal: es el mejor método de detección precoz del cáncer de cuello de útero. La citología se emplea para detectar células anormales ya existentes en el cuello del útero. Cuanto antes se detecten estas células, antes se podrá empezar a controlar su desarrollo y menos probabilidades habrá de desarrollar un cáncer.
  •  

  • Prueba del HPV, similar a una citología, se realiza con una muestra de células del cuello uterino de la paciente. Determinadas cepas de HPV se encuentran con más frecuencia en mujeres con cáncer de cuello uterino. Si la prueba de HPV da un resultado “positivo”, esto significa que la prueba encontró la presencia de HPV, sin embargo, muchas mujeres tienen HPV, pero no tienen cáncer de cuello uterino, por lo que la prueba del HPV sola no es una prueba precisa para detectar el cáncer de cuello uterino.

     

    Si la citología es positiva, se sugiere una o más de las siguientes pruebas de diagnóstico como:

  •  

  • Colposcopia. Para realizarla se utiliza un instrumento especial denominado colposcopio, que magnifica las células del cuello uterino y de la vagina, como lo haría un microscopio. El médico puede realizar una colposcopia para visualizar las áreas anormales en el cuello del útero. Se puede realizar en el consultorio del médico, no es dolorosa y no tiene efectos secundarios. También puede realizarse en mujeres embarazadas. La colposcopia es complementaria y es la única forma de realizar una biopsia cervical correcta si ésta es necesaria. Le permite al médico obtener una vista en aumento e iluminada de los tejidos vaginales y del cuello del útero.  
  •  

  • Biopsia,solo una biopsia permite formular un diagnóstico definitivo.

El cáncer de ovario es el quinto cáncer más común en las mujeres y la primera causa de muerte por cáncer ginecológico.

 

Los ovarios desempeñan dos funciones importantes:

 

  • La producción del gameto femenino (ovocito). Cada mes durante la ovulación el ovario libera un ovocito que viaja por la trompa hasta el útero.
  • La secreción de hormonas femeninas. El ovario es la fuente principal de estrógeno y progesterona que son las hormonas femeninas implicadas en varios procesos como la regulación del ciclo menstrual, el embarazo, y el crecimiento de las mamas entre otros.
  • En la menopausia los ovarios dejan de producir ovocitos y hormonas femeninas.

 

Existen 3 tipos de cáncer de ovario:

 

  • Carcinoma epitelial: representa el 90% de los canceres de ovario y será del que hablemos en adelante.
  • Tumores de células germinales. Muy infrecuentes (6-8%).
  • Tumores del estroma. Aún más infrecuentes (2-4%)

 

La mayoría de las mujeres con cáncer de ovario tienen síntomas. Sin embargo, estos síntomas suelen ser vagos y pueden atribuirse a procesos menos graves, como indigestión, aumento de peso o las consecuencias del envejecimiento.

 

Los síntomas del cáncer de ovario incluyen:

  • Dolor o molestias abdominales generales (gases, indigestión, hinchazón, calambres)
  • Flatulencia o sensación de plenitud, incluso después de una comida ligera
  • Náuseas, diarrea, estreñimiento o micción frecuente
  • Pérdida de apetito
  • Pérdida o aumento de peso inexplicado
  • Hemorragia vaginal anómala
  • Cansancio inusual

 

Aunque los síntomas del cáncer de ovario pueden ser imprecisos, particularmente en las primeras etapas, generalmente son bastante constantes y representan un cambio con respecto a cómo se siente normalmente. Los síntomas también empeoran a medida que progresa el cáncer.

 

Varios factores pueden aumentar el riesgo de una mujer de padecer cáncer de ovario:

 

  • Tener la mutación genética llamada BRCA1 o BRCA2
  • El síndrome hereditario de cáncer colorrectal no polipósico (HNPCC).
  • La edad, se da más frecuentemente en mujeres postmenopáusicas.
  • Antecedentes familiares de cáncer de ovario.
  • Haber padecido cáncer de mama, de útero o colorrectal.
  • No haber tenido hijos o haber tenido dificultad para quedar embarazada. Cuantos más hijos tiene una mujer, menos probable es que padezca un cáncer de ovario.
  • Terapia hormonal sustitutoria
  • Obesidad

 

Para la mayoría de las mujeres, no existe una forma efectiva de detectar cáncer en los ovarios, el peritoneo o las trompas de Falopio en estadios iniciales de la enfermedad. Esta es una razón por la cual es importante que todas las mujeres conozcan los factores de riesgo de esta enfermedad y se mantengan sensibles a los cambios que podrían ser síntomas de ella.

 

Para las mujeres con mayor riesgo, generalmente recomendamos las siguientes pautas de detección a intervalos regulares:

 

  • Ecografía transvaginal. 
  • Análisis de sangre para el marcador sérico CA-125. Aunque unos niveles altos de este marcador también se pueden deber a otras causas.
  • Examen pélvico

 

Tratamiento del cáncer de ovario

En el tratamiento del cáncer de ovario participa un equipo de especialistas formado principalmente por ginecólogos-cirujanos y oncólogos médicos. El tratamiento de una paciente determinada depende de varios factores de los cuales los más importantes son el grado de extensión de la enfermedad al diagnóstico y la situación clínica de la paciente.

 

El tratamiento del cáncer de ovario consiste generalmente en la extirpación quirúrgica de todo el tumor existente, visible, lo que se conoce como Cirugía óptima, seguido en la mayoría de las ocasiones por un tratamiento de quimioterapia que consolida el tratamiento quirúrgico realizado. La complejidad del tratamiento dependerá de si se trata de estadios iniciales o avanzados.

Los tratamientos oncológicos pueden afectar a la fertilidad o causar infertilidad transitoria o permanente en mujeres que aún no han pasado por la menopausia natural.

 

Existen distintas soluciones para disminuir o prevenir este riesgo. Un especialista en reproducción asistida podrá asesorar en cómo proceder.

 

La opción más habitual para preservar la fertilidad femenina es la congelación de los óvulos (criopreservación). Se lleva a cabo mediante el uso de crioprotectores, que mantienen la integridad del óvulo, y de nitrógeno líquido; una vez congelados, se mantienen a una temperatura extremadamente fría (-196ºC) para que, con el tiempo, no haya ningún deterioro en la calidad de los óvulos.

 

Los óvulos criopreservados pueden almacenarse el tiempo deseado, no siendo aconsejable la gestación en ningún caso superados los 50 años.

 

Vídeos HC

Ginecólogos

A través del portal del paciente Mi HC también podrá coger cita y descargar resultados e informes.

Tfno.: +34 952 908 628

952908898 Oncología
951829978 Diagnóstico por imagen
951829947 Ginecología
952908897 Fertilidad
951829947 Fisioterapia

 






    ¿Desea recibir información de nuestro centro? *

     

     

    Atención especializada

    Atención al paciente

    Profesionales HC

    Suscríbase a nuestro newsletter

    Suscribirse