ginecóloga Marbella
ginecóloga Marbella

Ginecología general

Unidad de mama

Acompañamos y cuidamos de la mujer en cada etapa de su vida, diagnosticando y dando solución a los problemas ginecológicos que se puedan dar en cada edad.

 

Nuestro equipo de ginecología ofrecerá una atención personaliza a cada paciente, teniendo en cuenta su patología y la clínica específica de dicha paciente.

 
 

 
 

Los miomas o fibromas son el tipo de tumoración más frecuente en la ginecología. Se trata de tumores benignos que aparecen en el interior del útero, en las paredes del mismo o por fuera del útero. Un alto porcentaje de la población femenina los sufre, especialmente en la edad reproductiva.

 

Los factores hereditarios juegan un papel muy importante en su aparición y las hormonas femeninas, concretamente los estrógenos influyen notablemente en su crecimiento.

 

Aunque algunas mujeres no presentan ningún síntoma, los miomas uterinos suelen provocar:

  • Sangrado menstrual excesivo
  • Periodos menstruales más largos
  • Hinchazón y dolor abdominal
  • Aumento de peso
  • Interferencia en la fertilidad
  • Complicaciones en el embarazo y en el parto
  • Dolor durante las relaciones sexuales
  • Necesidad de orinar con mayor frecuencia

 

Para el diagnóstico y control de los miomas, la ecografía transvaginal es lo indicado.

 

Normalmente los miomas son benignos, aunque en reducidas ocasiones puede tratarse de sarcomas que sí son patologías malignas. Los sarcomas se originan en los tejidos de los músculos, la grasa, los huesos y el tejido fibroso que forma los tendones, y suelen crecer mucho más rápido que los fibromas.

 

En el tratamiento de los miomas existen varias opciones en función de la sintomatología, el tamaño y la ubicación:

 

  • Si no presenta síntomas y no causa ningún perjuicio no es necesario tratarlo.
  • La cirugía es la opción más utilizada:
    • Miomectomía, extirpación de los fibromas preservando el útero. Puede ser abdominal, histeroscópica o laparoscópica.
    • En los casos más graves la histerectomía puede ser necesaria, extirpando parte o todo el útero.
  • También puede estar indicado el uso de Acetato de Ulipristal (AUP) que ayuda a tratar el dolor, mejorar la calidad de vida de las pacientes y reducir el volumen de los miomas hasta en un 25%, evitando la cirugía en determinados casos. El Acetato de Ulipristal es un modulador de progesterona que controla el sangrado y el dolor en la mayoría de las pacientes.

 
 

La endometriosis es una enfermedad crónica que afecta a mujeres jóvenes. Su incidencia es alta, 1 de cada 10, pero no siempre se presenta con el mismo grado de severidad, de hecho, muchas de ellas la padecen sin saberlo.

 

Se trata de una patología benigna que afecta a muchas mujeres durante su edad fértil y en ella, capas de células endometriales se implantan fuera del útero, asentándose en cualquier lugar del abdomen, ovarios, trompas de falopio, vagina, ligamentos de sostén del útero e incluso en lugares más raros como intestino o vejiga.

 

Los síntomas más habituales son:

  • Fuertes dolores menstruales
  • Dolores fuera del periodo menstrual
  • Dolor con las relaciones sexuales
  • Problemas de fertilidad
  • Dolor con la defecación

 

Todos estos síntomas pueden comprometer seriamente la calidad de vida de la mujer, siendo la afectación de la fertilidad uno de los que implica mayor preocupación.

 

La ecografía vaginal permite el diagnóstico a través de los denominados quistes de chocolate en los ovarios.  Pero, como hemos dicho, también pueden darse pequeños implantes en la pelvis afectando a las trompas, al peritoneo y otros órganos abdominales como la vejiga, asas intestinales y recto.

 

El tratamiento siempre será individualizado y tratará de:

  • Aliviar el dolor y los síntomas
  • Restablecer la fertilidad
  • Prevenir recaídas
  • Tratar las lesiones de endometriosis.

 

El tratamiento médico es el de primera elección. Hasta ahora se han utilizado anticonceptivos hormonales con buena respuesta y tolerancia. Actualmente nuevos tratamientos como los inhibidores selectivos de los receptores de estrógenos y progesterona abren nuevas puertas para el tratamiento de aquellas mujeres que quieren preservar su fertilidad.

 

La cirugía se reserva solo para casos y momentos determinados y, por supuesto, debe ser realizada por cirujanos especializados. El éxito de una intervención supone evitar recidivas y esto radica en la efectividad para no dejar enfermedad residual.

El Virus del Papiloma Humano (VPH) es la infección de transmisión sexual (ITS) más común que existe. Casi todas las personas sexualmente activas lo contraen en algún momento de su vida y la prevalencia es mayor en los jóvenes.

 

Se transmite por vía sexual sin protección, al existir contacto entre mucosas donde se halla integrado el virus.

 

La mayoría de las veces se trata de una infección que no tiene mayores consecuencias para la salud, el propio sistema inmunitario consigue combatirla. Sin embargo, el VPH puede estar implicado en lesiones pre malignas en el cuello del útero, vagina, vulva y ano. Son las llamadas displasias, que se diagnostican mediante la citología anual y, aunque no se considera cáncer, requieren de un seguimiento y tratamiento. En las mujeres el VPH es un factor de riesgo para padecer cánceres como el de cuello uterino, vulva, vagina y ano; en los hombres, de colon y pene.

 

Lo habitual es que no manifieste síntomas, aunque en algunos casos aparecen verrugas genitales (condilomas).

 

La detección precoz es fundamental, por ello son vitales las revisiones ginecológicas periódicas, ya que la detección de displasias se realiza a través de la citología.

 

Además, en la prevención de la enfermedad juegan un papel primordial las vacunas y la utilización de métodos anticonceptivos de barrera como el preservativo.

 

El diagnóstico de VPH se realiza a través de la citología, la colposcopia y, si se considera necesario, prueba de ADN.

 

Respecto al tratamiento, dependerá de la edad de la paciente y del tipo y grado de la alteración.

 

  • Se puede optar por realizar un control y seguimiento de la enfermedad, pues en la mayoría de los casos, el propio sistema inmune elimina el virus.
  • Extirpación del área de la lesión para evitar la progresión a un cáncer de cuello de útero. En función del área afectada, se optará por una cirugía menos o más amplia (conización, histerectomía, …).
  • En caso de que el cáncer ya esté presente será necesario pasar a la unidad de oncología, donde el equipo médico determinará el tratamiento más adecuado para cada caso.

La menopausia es un proceso natural al que cada mujer llegará antes o después. Se trata del cese de la función ovárica, se considera instaurada la menopausia tras el cese de la menstruación por 12 meses.

 

Algunas mujeres apenas padecen síntomas con la menopausia, pero lo habitual es tener alguno de estos:

  • Sofocos
  • Alteraciones del sueño
  • Cambios de humor
  • Ansiedad o, incluso, depresión
  • Sequedad vaginal
  • Disminución de la libido
  • Trastornos en la coagulación

 

Para paliar estos síntomas existen diversos tratamientos eficaces y seguros que los ginecólogos de HC Marbella podrán recomendar y prescribir de acuerdo a las características y circunstancias de cada paciente.

 

El mantener unos hábitos saludables de dieta, ejercicio y sueño puede ayudar a experimentar esta etapa de forma positiva.

 

Para combatir la sequedad vaginal el Láser CO2 puede ser un gran aliado.

 

La terapia hormonal sustitutiva puede ser necesaria, pero siempre prescrita y supervisada por el ginecólogo y durante un tiempo limitado. Para pacientes con problemas cardíacos o con antecedentes familiares de cáncer de mama, debe optarse por dicha terapia con precaución.

 

Vídeos HC

Ginecólogos

A través del portal del paciente Mi HC también podrá coger cita y descargar resultados e informes.

Tfno.: +34 952 908 628

952908898 Oncología
951829978 Diagnóstico por imagen
951829947 Ginecología
952908897 Fertilidad
951829947 Fisioterapia

 






    ¿Desea recibir información de nuestro centro? *

     

     

    Atención especializada

    Atención al paciente

    Profesionales HC

    Suscríbase a nuestro newsletter

    Suscribirse