Noticias HC

Oncología. #Salud Oral en el Paciente Oncológico (II)

* Es imprescindible llevar a cabo una evaluación de la cavidad oral antes del tratamiento oncológico, realizando los tratamientos odontológicos que estén indicados, para así reducir las complicaciones durante y después del tratamiento.

 

* El cuidado y la higiene oral son esenciales para prevenir y minimizar los efectos de la quimioterapia y radioterapia en la salud bucodental.

 

Recomendaciones para cuidar la salud bucodental durante el tratamiento oncológico.

 

salud oral 2 Como ya os contamos en nuestro anterior artículo, el tratamiento de lesiones malignas con quimioterapia y radioterapia de cabeza y cuello provoca diversas complicaciones a nivel oral. Hoy queremos exponer una serie de recomendaciones para cuidar la salud bucodental durante el tratamiento oncológico, y así prevenir y minimizar dichas alteraciones. Recordando siempre que no todos los pacientes sufren las mismas complicaciones.

 

Antes del tratamiento oncológico: ¡La prevención es la clave!

 

Los pacientes con buena salud dental antes del tratamiento tienen un riesgo menor de padecer estas afecciones. Por consiguiente, es importante ver a un odontólogo al menos 4 semanas antes de comenzar el tratamiento.

 

Durante estas visitas, tu dentista o especialista de salud bucal puede hacer lo siguiente:

 

Tratar los dientes con caries, rotos o infectados, y cualquier otra infección dental.

 

Asegurarse de que su dentadura postizas se adapte bien y que no le irrite la boca.

 

• Modificar o ajustar prótesis removibles para evitar úlceras.

 

Pídele a tu dentista que comparta detalles sobre tu salud bucal con tu oncólogo. De esta forma, ambos especialistas podrán trabajar en conjunto para planificar su atención.

 

Normalmente, se debería dejar pasar al menos 2 semanas entre la cirugía dental y el tratamiento contra el cáncer para permitir que la herida se cure.

 

La comunicación frecuente con el equipo de atención médica es importante para prevenir efectos secundarios dentales y bucales.

 

Durante el tratamiento.

 

Los siguientes consejos podrían ayudar a mejorar tu salud bucal y prevenir efectos secundarios:

 

● No deben realizarse tratamientos orales invasivos como las extracciones dentales. En caso de ser imprescindible, se recomienda que se realice a nivel hospitalario.

 

● En caso de pulpitis o absceso (flemón): tratamiento de conductos (endodoncia), tratamiento farmacológico y enjuagues con clorhexidina.

 

● Higiene cuidadosa y dieta no cariogénica evitando también los irritantes (alcohol, tabaco, calor, picante, ácido).

 

● Minimizar el uso de prótesis removibles para evitar las úlceras por roces y no usar ortodoncia.

 

● En caso de hipersensibilidad, utilizar pastas y enjuagues con nitrato potásico.

 

● Los enjuagues bucales que contienen sal y bicarbonato pueden ayudar a tratar las llagas en la boca. Sin embargo, si toma medicamentos para la presión arterial alta, es posible que deba evitar los enjuagues bucales con sal. También existe una variedad de enjuagues de venta en farmacias que pueden aliviar las llagas.

 

● Beber agua y bebidas sin azúcar puede ayudar a manejar la sequedad de la boca. Chupar trozos de hielo también puede ayudar. Evite cosas que le secarán la boca, como gaseosas, jugos de frutas, cigarrillos, tabaco de mascar y alcohol.

 

● Los medicamentos que producen saliva podrían ayudar a algunas personas a prevenir o minimizar la sequedad de boca. Los geles bucales tópicos u otros medicamentos podrían ayudar con la sequedad de boca ocasionada por la radioterapia de cabeza y cuello.

 

 

Después del tratamiento oncológico:

 

Revisiones dentales cada 2 ó 3 meses, reforzando la higiene oral y las aplicaciones de flúor al menos hasta seis meses o 1 año.

 

No se deben realizar extracciones dentales, siempre es preferible el tratamiento conservador, al menos en un año, teniendo presente que el riesgo de osteorradionecrosis es por tiempo indefinido.

 

Durante tres meses se recomienda limitar o evitar el uso de prótesis completas y removibles mucosoportadas para evitar úlceras y posibles necrosis óseas, aunque hay autores que sugieren mínimo un año.

 

Trismo: puede aparecer entre 3-6 meses después del tratamiento, por fibrosis u osteorradionecrosis, Se recomendarán relajantes musculares.

 

Osteonecrosis: para prevenir su aparición, no deben realizarse tratamientos traumáticos en la cavidad oral como extracciones o cirugías, deben evitarse las prótesis removible antes de tres meses. Las extracciones no se realizarán hasta 6-12 meses después del tratamiento aunque el riesgo permanece indefinidamente.

 

Si estas sometido a un tratamiento de quimioterapia y radioterapia de cabeza y cuello, ten en cuenta estas recomendaciones para minimizar las complicaciones orales derivadas de ello; y recuerda que la mejor manera de evitarlas es prevenirlas y no dejar de luchar por sonreírle a la vida.

 

Fuentes: Dra. Casanova Espinosa
Dr. Marco Antonio Herrera Ruiz

Odontólogo General y Prostodoncista.

AECC (Asociación Española Contra el Cáncer) / Cancer.net / FCOEM (Fundación del Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Madrid)

 

 

enero 21, 2019

 

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinFacebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedin

 

 

Leer otras noticias

Tfno.: +34 952 908 628

952908898 Oncología
951829978 Diagnóstico por imagen
951829947 Ginecología
952908897 Fertilidad
951829947 Fisioterapia

 


Escríbanos






¿Desea recibir información de nuestro centro? *

captcha

 

 

Atención al paciente

  • 952908898 Oncología
  • 951829978 Diagnóstico por imagen
  • 951829947 Ginecología
  • 952908897 Fertilidad
  • 951829947 Fisioterapia
  • 952908131 Farmacia hospitalaria

Suscríbase a nuestro newsletter

  • En HC Marbella podrá acceder a información de interés y de actualidad para la salud escrita por los diferentes profesionales de nuestras unidades médicas.
Suscribirse