enfermedades-digestivas
enfermedades-digestivas

Enfermedades del esófago y del estómago

enfermedades estomago

El esófago en un tubo muscular hueco a través del cual pasan los alimentos tanto sólido cómo líquidos desde boca hasta llegar al estómago. Esto lo realiza impulsando los alimentos a través de contracciones musculares (peristaltismo).
 
Entre el esófago y el estómago se localizan unas válvulas (esfínter esofágico superior e inferior) que se abren y se cierran dejando pasar el alimento y bloqueando la subida de los ácidos gástricos.
 
Cualquier problema localizado en la zona del esófago o el estómago impide la ingesta de comida y puede ocasionar problemas más serios. Es importante acudir al especialista que pueda descartar posibles patologías además de dar solución a los síntomas producidos por un daño en el tejido esofágico.
 
Las patologías más frecuentes entre el estómago y el esófago son:

reflujo esofágico-ERGE

El reflujo gastroesofágico (ERGE) se produce cuando los ácidos del estómago ascienden hacia el esófago provocando molestos síntomas e irritando en ocasiones el revestimiento del esófago
 
Además, este reflujo supraesofágico (por encima del esfínter esofágico superior) puede dar lugar a enfermedades laríngeas y aerodigestivas como la esofagitis erosiva, la estenosis esofágica, el esófago de Barrett y la laringitis.
 
Este reflujo suele aparecer periódicamente al menos dos veces por semana.
 

Síntomas
 
El ERGE es una enfermedad muy común que presenta más o menos síntomas dependiendo de la frecuencia, el material refluido y la sensibilidad frente a este. En ocasiones cursa como una enfermedad asintomática.
 
Los síntomas más frecuentes son:

  • pirosis (sensación de acidez o quemazón retroesternal),
  • regurgitación alimenticia,
  • dolor torácico,
  • disfagia (dificultad para tragar),
  • vómitos,
  • síntomas laríngeos y pulmonares.

Factores de riesgo
 

  • Hábitos alimentarios. Una mala alimentación, comer rápido sin masticar bien, el exceso de algunos alimentos cómo especias, menta, café o grases favorecen la relación del esfínter esofágico inferior y por lo tanto el reflujo.
  • Hernia de Hiato
  • Aumento de la presión intraabdominal (obesidad, embarazo)

 
¿Cuándo acudir al médico?
 

  • Si presentas síntomas de reflujo gastroesofágico
  • Si tomas medicamentos para la acidez estomacal más de dos veces por semana.

Diagnóstico
 
Ante la aparición de síntomas es importante acudir a un especialista para que pueda valorar si se trata o no de reflujo, en qué medida y si existen complicaciones derivadas de este.
 
Para ello su médico digestivo le podrá solicitar la realización de otras pruebas cómo gastroscopia, la manometría esofágica, pruebas radiológicas con contraste o PH metría de 24 horas.

Tratamiento
 
El tratamiento se suele iniciar con modificaciones alimentarias y fármacos inhibidores del ácido con el fin de controlar los síntomas.
 
Si estas medidas no son efectivas se puede recurrir a las otras técnicas cómo:
 

  • Técnica Halo, indicada cuando como consecuencia del reflujo aparece esófago de Barrett
  •  

     

  • Sistema MUSE, un nuevo procedimiento que permite realizar una Funduplicatura Anterior sin incisiones externas para conseguir un tratamiento a largo plazo del Reflujo gastroesofágico, como alternativa a la funduplicatura quirúrgica

Técnica HALO

esófago-de-Barret-síntomas

El esófago de Barret es una afección asociada al reflujo gastroesofágico, se produce cuando los fluidos que ascienden del estómago dañan el revestimiento del esófago, provocando que el este se engrose.
 
Esta afección se relaciona con el cáncer de esófago ya que la inflamación y el daño producido en las células del esófago con el tiempo pueden producir alteraciones en las células que reciben la parte inferior del esófago. (“metaplasia intestinal” o esófago de Barrett)
 
Síntomas
 

  • acidez gástrica,
  • regurgitación
  • dolor en el pecho

Diagnóstico
 
Para establecer un diagnóstico adecuado, su especialista le solicitará la realización de una gastroscopia que permita tomar muestras de la zona inflamada. Esta biopsia será analizada en el laboratorio para determinar si hay hallazgo de células intestinales (metaplasia intestinal) que confirmen el diagnóstico de esófago de Barrett
 
Dependiendo de los resultados, se pueden establecer distintos grados:
 

  • metaplasia intestinal,
  • displasia de bajo grado (es el inicio del cáncer),
  • displasia de alto grado y adenocarcinoma esofágico.

Tratamiento
 
Una vez confirmado el diagnóstico es necesario llevar a cobo un seguimiento continuo de la enfermedad con el fin de controlar que pueda desarrollarse un cáncer.
 
Dependiendo de cada paciente el tratamiento podría enfocarse:
 

  • Pautas: Cambios en el estilo de vida o en la alimentación.
  • Medicamentos (IBP) que ayuden a paliarlos síntomas y controlar la enfermedad.
  • Seguimiento: Con endoscopia y biopsias regulares. Estas revisiones serán más frecuentes en los casos de displasia, ya que conlleva mayor riesgo a pacer cáncer.
  • Tratamiento: Existen distintas opciones de tratamiento con terapia endoscópica quirúrgica para eliminar el tejido dañado, como la terapia de ablación con radiofrecuencia o HALO o la Mucosectomia REM.
  • La técnica HALO consiste en aplicar energía calorífica de forma controlada y precisa hasta eliminar completamente el tejido dañado sin afectar daño en las estructuras cercanas.

esófago-de-Barret

esofagitis eosinofílica

Es una enfermedad crónica del estómago que afecta al sistema inmunitario, causada en muchas ocasiones por las alergias alimentarias.
 
Los eosinófilos, un tipo de leucocitos, se acumulan en la pared de esófago como reacción a ciertas infecciones (sobre todo parásitos), determinados alergenos u otras enfermedades como el reflujo esofágico o el asma bronquial, dañando o inflamando el tejido del esófago y alterando su correcto funcionamiento.
 
Síntomas
 

  • Disfagia o dificultad para tragar.
  • Impactaciones. La comida se atasca en la garganta
  • Dolor en el pecho y abdominal.
  • Reflujo, ardores o alimentos sin digerir (regurgitación)
  • En niños es muy frecuente los vómitos o el rechazo a los alimentos, al igual que la pérdida de peso y falta de crecimiento.

 

Diagnóstico
 
Para su correcto diagnóstico es necesario la realización de una endoscopia con biopsia en la que se extraerá una muestra de tejido que será analiza para determinar si existe la presencia de acumulación de eosinófilos.
 
Además, tu especialista podría solicitar otras pruebas como;
 

  • Análisis de sangre para comprobar el recuento de eosinófilos o si los niveles totales de inmunoglobulina E son más altos de lo normal, lo que sugiere alergia
  •  

  • Esponja esofágica. Es una prueba diagnóstica mediante la cual el paciente ingiere una capsula unida a una cuerda. La capsula se diluye en el estómago y liberando una esponja que saldrá por la boca recogiendo al salir muestras de los tejidos del esófago permitiendo al médico tomar muestras sin necesidad de hacer una endoscopia.

Tratamiento
 
Al tratarse de una enfermedad crónica, los tratamientos están enfocados al control de los síntomas.
 

  • Alimentación: El especialista podría recomendarle cambios en la alimentación, eliminado de la dieta ciertos alimentos cómo el Trigo, los lácteos, algunos frutos secos, huevos o soja.
    Además de referirle al alergólogo para la realización de pruebas de alergia con el fin de determinar el posible alergeno causante de la reacción.
  •  

  • Terapia farmacológica mediante:
    • Inhibidores de la bomba de protones (PPI) medicamentos que reducen la producción de ácidos gástricos,
    • Corticoesteroides (como fluticasona y budesonida), recubren el esófago y reducen la inflamación
  •  

  • Dilatación: En los casos más graves en los que se produce una construcción del esófago tu médico te podría recomendar una dilatación del esófago con el fin de facilitar la deglución. La dilatación se realiza introduciendo un balón por un tubo endoscópico que es inflado en el lugar en el que se produce el estrechamiento con el fin de dilatarlo.

esofagitis-eosinofilica

Úlcera-péptica

Son llagas abiertas que aparecen en la pared interna del estómago (úlcera gástrica) o en la parte superior del intestino delgado (úlcera duodenal), que se producen al perder la mucosa protectora quedando expuesta a los ácidos estomacales, necesarios para el proceso de digestión.
 
En ocasiones si no se trata correctamente puede producir complicaciones como Hemorragia digestiva, perforación en la pared del estómago, que puede llegar a provocar una peritonitis, Obstrucción o Cáncer de estómago.

Síntomas
 
El síntoma más común de las úlceras es fuerte dolor en la boca del estómago. Este dolor tiende a agudizarse con el estómago vacío y se calma con la ingesta de alimento.
 
Otros síntomas son:

  • Sensación de pesadez, hinchazón o eructos
  • Intolerancia a alimentos grasos
  • Acidez estomacal
  • Náuseas

Causas
 
Las causas más comunes son:

  • Infecciones por bacteria (Helicobácter Pylori)
  • Uso regular de ácido acetilsalicílico (aspirina) o de antiinflamatorios (AINE)
  • El estrés
  • El tipo de alimentación, exceso de comida picante
  • El alcohol y el tabaco

 

Úlcera síntomas

Diagnóstico
 
Las pruebas más comunes para el diagnóstico de la úlcera son:
 

  • Exámenes de aliento u otras pruebas de laboratorio para detectar bacterias Helicobácter pylori.
  • Gastroscopia para revisar el revestimiento del esófago, estómago y la primera parte del intestino, está prueba además nos permita la toma de biopsias para determinar la naturaleza de la úlcera.
  • Examen de hemoglobina para determinar si hay pérdida de sangre o anemia
  • Examen de sangre oculta en heces
  • Radiografía gastrointestinal (GI) superior

Tratamiento
 
Una vez realizado el diagnóstico determinaremos cual es la causa de la afección y el especialista le recomendará pautas y tratamientos para aliviar los síntomas y favorecer la cicatrización
 
Alimentación: Es posible que tenga que variar su dieta evitando alimentos que favorezcan la acidez o irritación del estómago como comidas picantes.
 
Medicación; para combatir la infección bacteriana que provoca la úlcera (Helicobácter Pylori) o fármacos destinados a detener la producción de ácido del estómago.
 
Cirugía: En los casos úlcera maligna es necesario realizar cirugía para eliminar el tejido.
 

Recomendaciones
  • Protégete de las infecciones,
  • No abuses de los antinflamatorios como el ibuprofeno, naproxeno… y siempre consulta con tu médico cuales con los más adecuados para ti.
  • Evita el consumo excesivo de alcohol y el tabaco ya que puede irritar el revestimiento mucoso del estómago aumentando el ácido estomacal.
  • Cuida tu alimentación. Evita el exceso de comida picantes o muy especiadas

gastritis

La gastritis es una irritación o inflamación del estómago.
 
Existen dos tipos de gastritis:
 

Gastritis aguda
 
Producida por agentes externos que irritan el estómago cuando están en contacto con este como infecciones (Helicobácter Pylori), la ingesta de medicamentos como la aspirina o antinflamatorios o la ingesta de alimentos irritantes como alcohol, comidas picantes o muy copiosas.
 
Las gastritis agudas suelen producir síntomas como ardor y dolor estomacal acompañado de náuseas y vómitos. En ocasiones puede producir una hemorragia digestiva aguda.
 

Gastritis Crónica:
 
No suele tener una causa específica y puede ser:
 

  • Gastritis crónica atrófica tipo A o gastritis autoinmune, donde las propias defensas atacan y destruyen las paredes del estómago.
  • Gastritis crónica atrófica tipo B. Producida por la bacteria Helicobácter Pylori.
  • Gastritis indeterminada.

Las gastritis crónicas no suelen producir síntomas y cuando hay síntomas suelen ser leves como ardor o indigestiones pesadas. No obstante, deben ser vigiladas al tratarse de uno de los factores de riesgo asociados al cáncer de estómago.

Hernia de hiato

El Hiato es un pequeño orificio que separa el estómago del esófago y que se encuentra ubicado en el diafragma, musculo que separa la cavidad torácica del estómago.
 
Cuando una parte más o menos amplia de estómago se desplaza hacia el tórax a través del hiato se produce una hernia de hiato, provocando que el contenido del estómago pase con facilidad al esófago.
 
Síntomas
 

  • Sensación de ardor o quemazón
  • Síntomas respiratorios como producidos por la irritación de la laringe como afonía o carraspera en ocasiones puede referir asma o dificultad respiratoria.

Diagnóstico
 

  • Radiografía del aparato digestivo superior. Generalmente antes de la radiografía es necesario que bebas un líquido blanquecino que se adhiere a las paredes del estómago y facilita la visualización de su contorno.
  •  

  • Endoscopia superior. A través del endoscopio que es introducido por la garganta y permite observar el interior del esófago y el estómago.
  •  

  • Manometría esofágica. Ayuda a medir las contracciones del esófago al tragar y su fuerza.

Tratamiento
 
Aunque la mayoría de las personas no refieren síntomas y por tanto no es necesario ningún tratamiento, en algunos casos, según el tipo de hernia se recomiendan estos tratamientos:
 

  • Tratamientos farmacológicos orientados a paliar la acidez estomacal producida por la hernia.
     

    • Antiácidos
    • Bloqueadores de receptores H2 que reducen la producción de ácido.
    • Inhibidores de bomba de protones, que bloquean la producción de ácido y le dan tiempo al esófago dañado a recuperarse.
  •  

  • Cirugía.Cuando los medicamentos no son eficaces contra los síntomas de la hernia o esta produce una inflamación grave o estrechamiento del esófago, es necesario realizar una cirugía. Mediante la cirugía se coloca el estómago empujándolo hacia abajo y se reduce el tamaño del hiato.

Hernia de hiato síntomas

Recomendaciones
  • Realiza varias comidas al día de pequeña cantidad
  • Evita alimentos que produzcan acidez, como comidas picantes, menta, ajo, cebolla y cafeína
  • Mantén un peso saludable
  • Evita el tabaco y bebidas alcohólicas
  • Eleva ligeramente la cabecera de la cama al acostarte

Especialistas en Aparato Digestivo

A través del portal del paciente Mi HC también podrá coger cita y descargar resultados e informes.

Tfno.: +34 952 908 628

952908898 Oncología
951829978 Diagnóstico por imagen
951829947 Ginecología
952908897 Fertilidad
951829947 Fisioterapia

 






    ¿Desea recibir información de nuestro centro? *

     

     

    Atención al paciente

    • 900877454 Call Center
    • 952908898 Oncología
    • 951829978 Diagnóstico por imagen
    • 951829947 Ginecología
    • 952908897 Fertilidad
    • 952908131 Farmacia hospitalaria

    Suscríbase a nuestro newsletter

    • En HC Marbella podrá acceder a información de interés y de actualidad para la salud escrita por los diferentes profesionales de nuestras unidades médicas.
    Suscribirse